Síguenos

SURF

Aspirar a la máxima división del surf cuesta 55.000 dólares anuales

El portal Stab Magazine ha calculado cuánto cuesta participar en las Challenger Series, los eventos que dan acceso al CT de la World Surf League.

0
Aspirar a la máxima división del surf cuesta 55.000 dólares anuales
Andrew Shield World Surf League

Cuando la WSL publicó el nuevo formato de sus circuitos, uno de los principales objetivos era reducir los costes que tenía para los surfistas el tener que participar en eventos de todo el mundo. Así, en un primer nivel crearon las Qualifying Series (QS) regionales, en las que se compite por continentes. O en otras palabras, los europeos se enfrentan únicamente en Europa y así en todas las regiones.

El problema es que en un segundo nivel vienen las Challenger Series (CS), un circuito en el que los mejores de cara región (unos 100 chicos y unas 60 chicas en total) compiten por llevarse una de las 10 y 7 plazas, respectivamente, que dan acceso al Championship Tour. Y aquí sí que hay eventos repartidos por todo el mundo. 8, en concreto. Así que si bien la primera etapa puede ser más barata, la segunda resulta cara y desde Stab Magazine han decidido investigar de qué cifras se está hablando.

Lo hacen con Matt Myers, ex participante en el QS y Team Manager de Rip Curl en América del Norte durante 10 años. Ahora, a través de la Myers Surf Mentorship, entrena a talentos en ámbitos como la técnica, la competición, la salud y el negocio. Por sus manos han pasado surfistas como Brisa Hennessy, Nolan Rapoza o Alyssa Spencer, entre otros.

Asi, entre el portal y el especialista estiman que los surfistas deben invertir unos 35.000 dólares en gastos de viaje e inherentes a la competición (inscripciones, por ejemplo) y 20.000 dólares en preparación, entrenamiento, etc. Cada año. Entre otras cosas, por ejemplo, revelan que la inscripción en un campeonato cuesta 400 dólares o que un entrenador suele cobrar 1.000 dólares por prueba. Y cuentan también tablas, neoprenos, psicólogo, fisioterapeuta, dietas, alojamiento, etc. Eso sí, contando que en muchos casos se opta por lo más barato (compartir coche o alojamiento, neoprenos que salen gratis por el patrocinador y otros ahorros). En total, 55.000 dólares.

Entonces se les genera otra pregunta: ¿cuánto ganan? Y esto es muy fácil de calcular, por lo menos en cuanto a competición se refiere: Zeke Lau, que el año pasado fue segundo, ganó 27.525 dólares en las 4 pruebas que hubo (por lo que habría que doblar esas ganancias en 8 pruebas); y Callum Robson, que fue octavo, 16.500. El primero hubiera ganado 50 dólares. El segundo habría perdido 18.000. En ambos casos, pero, seguro que les parece bien porque entraron en el CT. En este sentido, como bien concluyen con una pregunta: "¿Preferirías invertir ese dinero en un buen coche o en viajar por todo el mundo persiguiendo tu sueño?"