Síguenos

AVENTURA

Investiga una muerte en la montaña y casi muere en el mismo punto

La muerte de una familia -padres, bebé de un año y un perro- llevaron a un hombre a investigar su muerte. Tuvieron que rescatarle en el mismo lugar.

0
Investiga una muerte en la montaña y casi muere en el mismo punto
Facebook

Las autoridades del Condado de Mariposa, en California (Estados Unidos) han informado del rescate de un hombre -del cual no ha trascendido la identidad- al final del camino de Hites Cove con Save Lundy. Al parecer, un testigo que habló con él antes de que se embarcara en la excursión y vio su coche al inicio del camino al día siguiente fue quien alertó a las autoridades. Rápidamente, los servicios de emergencia se pusieron en marcha y gracias a un helicóptero encontraron al hombre, vestido con pantalones de chándal y sin ningún tipo de equipamiento para acampar.

Al parecer, el hombre quería investigar la muerte de una familia en agosto del 2021. En concreto, de unos padres, su hija de un año y su perro, que fallecieron en una excursión por ese camino, al borde del valle de Yosemite. El caso tuvo revuelo internacional porque al principio las autoridades no pudieron determinar la causa de la muerte. Se sospechaba de gases tóxicos de viejas minas abandonadas y de agua del río contaminada por algas. Pero finalmente se culpó a la causa más mundana, la hipotermia. 

No contento con la investigación e intentando demostrar que había alguna otra causa, este hombre de Michigan decidió investigar el suceso por su cuenta esta semana. Por ello se adentró en una parte cerrada del camino únicamente equipado con dos cantimploras y luego no encontraba el sendero que quería, por lo que pasó la noche al raso hasta que le encontraron los servicios de emergencia.

"Intentó muchas veces llamar al 911 pero sin éxito", explican desde la oficina del Sheriff de Mariposa County, "y temía por si se le acababa el agua y se veía obligado a beber agua del río, que pensaba que podía estar contaminada por algas". Con sinceridad, Jeremy Briese, el sheriff del condado, escribía en su página de Facebook: "Que alguien se ponga en peligro deliberadamente y potencialmente ponga en peligro la seguridad de nuetro personal para tratar de demostrar que estamos equivocados es una locura y, frangamente, repugnante. Es difícil no enfadarse ante esta misión de rescate".