Síguenos

Surf

Una mujer trans gana por primera vez una competición de surf

Sasha Jane Lowerson se lleva la categoría femenina de un campeonato de longboard en Australia que hace tres años ganó en categoría masculina.

0
Una mujer trans gana por primera vez una competición de surf
WA Longboard Surf

Sasha Jane Lowerson ha hecho historia en el mundo del surf. Es la primera surfista trans que gana una competición de surfing en categoría femenina; y que antes lo ha hecho también en categoría masculina. Ha sido en un campeonato de la modalidad de longboard en Australia Occidental. Más en concreto en Avalon, un beach break que Lowerson conoce a la perfección y que le permitió dominar el evento de principio a fin. 

La surfista de 43 años, que en 2019 se había llevado la victoria en categoría masculina como Ryan Egan, empezó su transición hace dos años. Antes, dice, se había estado "escondiendo bajo el caparazón masculino durante 40 años". Llegando incluso a pensar que lo mejor era quitarse la vida: "Ser la primera mujer trans compitiendo en surf no ha sido un camino fácil emocionalmente, pero la cantidad de apoyo recibido ha sido fenomenal".

Sin embargo, la victoria de Lowerson también ha abierto un debate en redes sociales. Coincidiendo con la aprobación de una ley en Carolina del Sur que prohibe en el ámbito deporitvo a hombres biológicos participar en categoría femenina (es el 16º estado que lo prohibe, no han sido pocas las voces que hablan de "ventaja competitiva", "injusticia", etc. Gente como Steve del Rosso, reconocido shaper australiano, han escrito que "si todavía tiene pelotas, no tiene derecho a competir en categoría masculina porque sigue siendo un hombre. Lo siento pero es así. Si no, cualquiera que se vista como mujer puede participar en categoría femenina". O el 11 veces campeón del mundo de surf, Kelly Slater, que no ha podido evitar decir la suya, como siempre: "Creamos una categoría trans y no tendremos estas confusiones".

Lowerson, surfista, shaper y trabajadora del sector del gas y el petróleo, se ha defendido de dichas acusaciones en varias entrevistas concedidas a medios especializados en surf. Alegando, en primer lugar, que no era la primera vez que competía como chica, ya que también lo había hecho en un evento en Noosa en Marzo: "Pero como acabé 10ª, nadie dijo nada". Añadiendo también que "las chicas trans no quieren dominar el mundo, simplemente queremos ser incluidas, como seres humanos que somos" o que "yo no he escogido esto. Esta soy yo. La alternativa era poner fin a mi vida". Y más a nivel científico especifica que "la media de testosterona en hombres está en valores de 300 a 700, mientras en una mujer CIS (que se identifica con el sexo que nace) está de 2 a 10. Yo, en competición, estaba a 0,5".