Síguenos

Surf

78 millones: Jeff Bezos compra una mansión en un paraíso del surf

El propietario de Amazon se une a la lista de famosos con propiedades en Hawái frente a algunas de las olas más famosas del mundo del surf.

0
78 millones: Jeff Bezos compra una mansión en un paraíso del surf
YouTube

Aunque pueda estar metido en escándalos, divorcios y extorsiones, este año Jeff Bezos también ha sido noticia por sus grandes adquisiciones en New York City, Washington DC o Beverly Hills, o por gastar mucho dinero (porque gana mucho dinero) en un pequeño viaje al espacio. Pero a pesar de todo ello, la segunda persona más rica del mundo -según Forbes- solamente superada por Elon Musk, no saldría en As Acción si no fuera porque su última adquisición ha sido de una mansión de 78 millones de dólares en Hawái, paraíso del surf.

La adquisición es de una casa -y un terreno- ubicados frente a La Perouse Bay, un spot con buenas olas al surf de la isla de Maui. Aunque no es tan conocido ni famoso como la parte oeste (con olas de clase mundial como la de Honolua Bay) o la norte (con las olas gigantes de Jaws), lo cierto es que también puede dejar grandes sesiones de surfing.

De entre las características de la propiedad, además de que delante rompen buenas olas, destaca que está rodeada de ríos de lava, una piscina de 65 metros cuadrados, una cocina exterior, una chimenea gigante outdoor o una casa de invitados de 160 metros cuadrados. Pero la principal ventaja de esta propiedad, según The Richest, es su privacidad. Dicen que si no es en helicóptero, es prácticamente imposible sacar una foto de la nueva mansión de Jeff Bezos en Hawái.

Lo curioso del caso es que para poder adquirirla, según el mismo portal, tuvo que lidiar con las inmobiliarias hawaianas y pagar más dinero todavía. Eso se debe a que actualmente son varios los millonarios que han ido comprando terrenos y casas en Hawái. Otro de ellos es el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. Tanto él como su mujer son grandes aficionados a distintas disciplinas del surfing y compraron una propiedad de 100 millones que ahora ha ampliado con otra de 53. Y así Oprah Winfrey, Beyoncé, Bill Gates, los Obama o Jay-Z, entre otros. Así que se podría decir que no es tampoco una de las adquisiciones más disparatadas del archipiélago de referencia en el mundo del surf.

Que algunas áreas se hayan privatizado de esta manera, levantando incluso muros alrededor como en el caso de Zuckerberg, es considerado por parte de locales (entre ellos surfistas) como una nueva forma de colonialismo. Por suerte -de momento- parece que no les pueden comprar las olas. Al tiempo.