Síguenos

Surf

Acusan a un surfista de activar boyas anti-tiburones para surfear solo

Al parecer, pescó un tiburón al que le quitó el dispositivo de seguimiento y posteriormente lo usó para estar solo en el pico en varias ocasiones.

0
Acusan a un surfista de activar boyas anti-tiburones para surfear solo
WA

Cada vez hay más surfistas en el agua en todo el mundo. Y aunque durante un tiempo se podría decir que cada vez había más olas (porque se han ido descubriendo), lo cierto es que las olas son mucho más limitadas que el crecimiento potencial de este deporte. Así, en este contexto hay gente que está dispuesta a cualquier cosa con tal de surfear con tranquilidad. Como en el caso de este surfista que activaba boyas de alerta de presencia de tiburones para estar solo en el pico.

Según explican desde 9News Australia, se trata de un hombre de 48 años que también es pescador y, en una de sus salidas, habría mordido el anzuelo accidentalmente un tiburón de los que estaban marcados por el Departamento de Industrias Primarias y Desarrollo Regional en Australia Occidental.

Desde el inicio del programa, un total de 138 tiburones son monitorizados constantemente y en tiempo real por SharkSmart y Surf Life Saving con unos dispositivos que emiten una señal de baja frecuencia que captan hasta 34 receptores acústicos repartidos por la costa. Así, los surfistas pueden saber cuándo hay tiburones blancos de gran tamaño (principal objetivo del programa y principal amenaza para los surfistas) nadando por la zona y evitar el riesgo de un mordisco, que en Australia está a la orden del día y que podría haber encontrado con este sistema -a excepción de listillos- una posible solución.

El caso es que el acusado le habría quitado el dispositivo al tiburón (la pesca fue accidental) y lo habría devuelto al agua. Posteriormente, en un período de 20 días que van del 13 de agosto al 4 de septiembre, lo habría usado -presuntamente- para activar hasta 7 boyas cercanas a donde quería surfear y, así, estaba solo o prácticamente solo en el pico. Así lo afirma la Policía de Western Australia. Ahora, el acusado deberá comparecer ante el juez de primera instancia de Albany el próximo 4 de noviembre.