Síguenos

Surf

La policía mata a un hombre en el evento de surf más multitudinario del mundo

Un tiroteo en la playa de Huntington Beach, donde se estaba disputando el US Open of Surfing, acaba con la vida de un hombre supuestamente armado.

0
La policía mata a un hombre en el evento de surf más multitudinario del mundo
Captura de un vídeo de Twitter @LaPuente626sgv

Huntington Beach (California, Estados Unidos) es anualmente el escenario del evento más multitudinario del mundo del surf: el US Open of Surfing. Este año, con condición de Challenger Series, es decir, clasificatorio para el World Championship Tour de la World Surf League. Y entre toda la multitud, siempre ocurren cosas. Otros años habían sido disturbios, este año el tiroteo y la muerte de un hombre a manos de la policía.

Según explican los medios locales y especializados, los hechos ocurrieron justo al sur del muelle donde se disputa la competición a las 15:15h del domingo. A esa hora ya se había disputado la última manga del día, pero todavía había centenares de personas por la zona. Rápidamente, la WSL afirmó que estaba al caso del incidente ocurrido en Huntington Beach y que "todos los atletas y el staff están sanos y salvos".

No se han revelado muchos detalles del contexto del incidente, aunque la policía de la zona asegura que se trataba de "un hombre adulto armado" con un comportamiento sospechoso "que hizo caso omiso a varias órdenes policiales", ante lo cual se decidió abatirle en la arena. El portal TMZ ha tenido acceso a imágenes gráficas -explícitas- del incidente, que ya circulan por Twitter:

Varios testigos afirman a medios locales que de tantos disparos que escucharon llegaron a pensar que eran "fuegos artificiales". Y es cierto que tal y como se ve en el vídeo, una vez abatido, la policía sigue disparando hasta que deja de moverse. Luego también explican que se le prestó asistencia médica y se le trasladó al hospital, donde se certificó su muerte a causa de los múltiples balazos recibidos.

Para determinar qué ocurrió exactamente, el Orange County Sheriff's Department iniciará una investigación. Las imágenes de las cámaras que llevaban los policías en el pecho ayudarán a esclarecer los hechos.