Síguenos

Surf

Un médico surfista descubre cómo salvarse de la mayoría de ataques de tiburón

Un estudio publicado en Australia revela un método más efectivo que el torniquete para detener la típica hemorragia de un ataque de tiburón.

0
Un médico surfista descubre cómo salvarse de la mayoría de ataques de tiburón
ANU

La mayoría de ataques de tiburón son en las piernas de los surfistas, que es la parte que permanece más tiempo bajo el agua en una sesión de surf. Tras un mordisco de un tiburón, aunque no sea mortal en sí (y normalmente no hay un segundo mordisco), buena parte de las muertes tienen que ver con que el surfista se desangra antes de poder recibir la atención médica necesaria. Así, aunque a veces consiguen llegar vivos a la orilla, es mucho más difícil que logren mantenerse vivos hasta el hospital.

Es en este contexto, y en el de Australia como uno de los puntos del planeta donde se producen más ataques mortales de tiburón, que el decano de la Facultat de Medicina de la Universidad Nacional de Australia (ANU), Nicholas Taylor, inició su investigación. El doctor y surfista buscaba el mejor método (con aquello que se tiene a mano) para salvar a alguien que llegue en estas condiciones a la playa. Y parece que lo ha encontrado.

Según el estudio publicado en la revista Emergency Medicine Australasia, el mejor método para evitar morir tras el ataque de un tiburón a la pierna, es encontrar el punto medio entre la cadera y los genitales, poner el puño cerrado (para cubrir la mayor superficie) y empujar tanto como se pueda con el peso del propio cuerpo. Las conclusiones de la investigación aseguran que presionar la arteria femoral de esta manera detiene el 89,7% del flujo sanguíneo, mientras un torniquete improvisado con el leash de la tabla de surf solamente lo hace en un 43,8%.

La técnica del estudio:Encontrar el punto medio entre genitales y cadera, cerrar el puño y presionar con todas las fuerzas.

Taylor, en un comunicado posterior a la publicación del estudio, asegura que el método es tan efectivo con o sin neopreno (así lo comprobaron con los 34 sujetos que participaron en el estudio) y espera "que se pongan carteles explicativos en las playas y que se difunda la técnica correcta entre la comunidad de surfistas para que se sepa que si alguien recibe un mordisco en una pierna se le puede sacar del agua y, empujando lo más fuerte posible en la arteria femoral se puede detener casi todo el flujo sanguíneo". Y salvar vidas.