Síguenos

Surf

Graban el ataque de un tiburón a un surfista de 16 años

El ataque se produjo en New Smyrna Beach (Florida), una playa de una ciudad considerada como la capital mundial de los ataques de tiburones.

0
Graban el ataque de un tiburón a un surfista de 16 años
ABCNews

Septiembre es el mes con más ataques de tiburón en el Estado de Florida (Estados Unidos). Así, también es la época en la que es más probable recibir un ataque de tiburón en New Smyrna Beach, la playa que tiene la mayor incidencia de ataques de tiburones en el mundo. No en vano, a lo largo de sus 27 kilómetros de arena blanca y fina se ha llegado a reportar en alguna ocasión hasta tres mordiscos en 24 horas.

Los deportes que se practican en la zona son múltiples y variados (vela, golf, senderismo, kitesurf, buceo...), pero hay dos estrellas: la pesca y el surf. La pesca, justo detrás del muelle, atrae a muchos tiburones por los peces que usan como cebo. Y justamente es la zona con las mejores olas para surfear. Así se forma el contexto perfecto para que los surfistas reciban un ataque.

Con todo, no es de extrañar que alguien grabe un ataque de tiburón con su cámara. Así le ocurrió al filmer Sam Scribner, que acudió a la playa para grabar a los surfistas aprovechando las olas del huracán Larry. Y explica: "Un chico estaba justo en mi plano cuando un tiburón le atacó. Ocurrió todo en muy pocos segundos. Fue una locura". Este es el clip del momento:

El protagonista (o víctima) es Doyle Nielson, un joven surfista de 16 años que estaba disfrutando del surf en esta playa de Florida. Justo antes de morderle se ve a dos tiburones aprovechando también las olas. Y luego, de repente, el mordisco en el brazo derecho. "Fue como si alguien con su tabla de surf viniera rápidamente hacia mí y me golpeara muy fuerte, no me di cuenta de que era un tiburón hasta que alguien que lo había visto avisó al resto de gente gritando", relata el joven a los mediolocales. Por suerte, el tiburón vio rápidamente que no era una presa y le soltó. Así, sin dudarlo, asegura que "volveré a surfear de nuevo, pero sé que me afectará mentalmente y seré más precavido".