Síguenos

Surf

Otro ataque mortal de tiburón blanco en Australia

Un surfista recibió un mordisco en el brazo en Shelley Beach que le provocó graves heridas. A pesar de la rápida asistencia no pudieron hacer nada para salvarle.

0
Otro ataque mortal de tiburón blanco en Australia
YouTube

Malas noticias las que llegan desde Australia. Este domingo, un joven surfista ha muerto tras recibir un ataque de tiburón entre las playas de Emerald y Shelley, unos 500 kilómetros al norte de Sídney. Este famoso spot de surf cerca de Coffs Harbour, en la costa este de Australia, forma parte de Nueva Gales del Sur.

Según cuentan los testigos y las autoridades a la prensa australiana, el surfista -de entre 20 y 30 años- recibió un mordisco del tiburón blanco en el brazo que le provocó heridas graves. Otros surfistas y bañistas ayudaron rápidamente a sacarle del agua y una vez allí los paramédicos le practicaron la reanimación cardiopulmonar. Pero ya era tarde para salvarle, había perdido demasiada sangre, explicaban desde el servicio de ambulancias de New South Wales.

Actualmente, Nueva Gales del Sur se encuentra confinada debido a la situación de la pandemia de Covid-19 en el estado. Sin embargo, se puede salir para hacer ejercicio (nadar o surfear, por ejemplo) y además se permitía a las familias ir a la playa por ser el Día del Padre. Así, las mencionadas playas estaban repletas de gente, pero se cerraron nada más saberse del ataque y se vaciaron en pocos minutos.

Uno de los testigos asegura en la ABC que este ataque cambiará el ambiente en la playa, tanto para bañistas como para surfistas. Y eso que es el primer ataque de tiburón que recuerdan en la localidad tanto él como sus vecinos. En el país es el segundo ataque mortal de tiburón de este año. El primero se produjo en la costa de Forster, unos 200 kilómetros más al sur, en lo que un estudio califica como 'autopista de tiburones blancos'. Allí, un surfista de 50 años recibió un mordisco en la parte superior de la pierna al que tampoco pudo sobrevivir. Tras ello y tras dos décadas de protección al tiburón blanco, algunos australianos se preguntan en redes si debería cambiar la política respecto a este animal. Y es que vienen de un 2020 que fue el peor de las últimas décadas en cuanto a mortalidad por este tipo de ataques. Murieron hasta 8 personas en un total de 27 ataques registrados.