Síguenos

Surf

Se parte la pierna surfeando y graban el rescate en dron

Espectaculares imágenes aéreas del rescate a un surfista en Bronte Beach, una de las playas de Sídney (Australia).

0
Se parte la pierna surfeando y graban el rescate en dron
YouTube

En el mundo del surf es habitual asistir a lesiones de rodilla o tobillo, las partes más castigadas por la rotación e incluso los golpes -en los aéreos- a los que se ven sometidas. Eso si hablamos de las graves, porque lo que se repite con mayor frecuencia son los cortes en la cara o en la cabeza, según un estudio realizado precisamente en Australia. Sin embargo, es mucho menos común que una fractura sea la protagonista, a no ser que se produzca un golpe con una tabla o con el fondo del mar.

En el caso que nos ocupa, nos ubicamos en un soleado domingo de verano por la mañana en una de las playas de Sídney, Bronte Beach. Las olas, de metro a metro y medio procedentes del noreste, tocadas por un ligero viento offshore que ofrecía unas condiciones perfectas para el surfing. 

En este contexto se hace difícil entender que para alguien pudiera convertirse en la peor sesión de su vida. Pero así fue para un surfista que estaba buscando un tubo en una mala posición y fue barrido por una ola, provocándole una fractura del fémur. Algunos testigos hablan de que el hueso le salía por fuera del neopreno...

Se da la situación de que Sídney está confinada y existen unos horarios para que cada franja realice ejercicio. Así, todas las personas que en ese momento podían estar en la playa, estaban allí. Eso significa que había un dron para alertar y seguir lo que pasaba, socorristas dispuestos a sacarle del agua rápidamente, bañistas asistiendo como espectadores al rescate... y todo se puede ver en el vídeo:

Otras lesiones que hemos visto desde otras perspectivas: el alemán Sebastian Steudtner grabando en POV el impacto de una tabla de surf que le dejó varios meses sin surfear; o la WSL produciendo Billy, una serie sobre el accidente que casi mata al hawaiano Billy Kemper en Marruecos.