Síguenos

Surf

Las olas gigantes de Nazaré, más cerca que nunca

Al filmer Luís de Sá le gusta grabar el surf en la ola más grande del mundo desde lo más cerca posible. Estas son sus mejores imágenes.

0
Las olas gigantes de Nazaré, más cerca que nunca
YouTube

La magia de Nazaré, la ola más grande del mundo, es objeto de múltiples miradas. Desde las del espectador que lo puede seguir en directo hasta las lentes y objetivos de decentas de fotógrafos y filmers que cuando llega una gran marejada a la costa de Portugal se desplazan hasta este punto de la costa atlántica para dejar constancia de la magnitud y la belleza de esta ola y de las gestas de los surfistas que se enfrentan a ella.

Lo cierto es que lo habitual es que dichos camarógrafos se sitúen en el maravilloso anfiteatro natural en forma de acantilado que tiene Nazaré, con el Fuerte de San Miguel Arcángel como elemento icónico ubicado en la punta. La perspectiva que se ofrece desde allí es espectacular y mucho más sencilla de conseguir que si alguien se quiere meter en el agua, que necesita un equipo especial, un jet ski, un piloto experimentado y una preparación física para superar cualquier imprevisto que pueda haber en una situación nada fácil como esta.

Y eso es exactamente lo que hace Luís de Sá 'Ben', quien acaba de publicar un Showreel con las mejores imágenes de surf y olas gigantes que ha grabado en 2021 en Nazaré. Con la posibilidad de ver los tubos casi desde dentro, las caras de tensión, los gritos de adrenalina, los terroríficos wipeouts y el surfing de los mejores del mundo... desde más cerca que nunca. Al ritmo de Windhand - Orchard.

Buena música, buena edición y buena materia prima por parte de los mejores surfistas del mundo, protagonistas de este vídeo: Maya Gabeira, Lucas Chumbo, Sebastian Steudtner, Pedro Calado, Nic Von Rupp, Justine Dupont, Michelle des Bouillons, Vinicius dis Santos, Toni Laureano, Ollie Dousset, João de Macedo, Alrmão de Maresias, João Guedes, Andy Criere, Rafael Willie, António Saraiva, Pierre Louis Costes. Con una parte final en la que coge su neopreno y se mete en el agua para grabar los tubos perfectos -la versión pequeña- de Nazaré, más cerca de la orilla.