Síguenos

Buceo

Deep Dive Dubai se convierte en la piscina más profunda del mundo

Con 60 metros de profundidad, la piscina de los Emiratos Árabes Unidos es la nueva poseedora de este Guinness World Record.

0
Deep Dive Dubai se convierte en la piscina más profunda del mundo
Deep Dive Dubai

En diciembre del año pasado, Deep Spot (Mszczonow, cerca de Varsovia, Polonia) presumía de ser la piscina más profunda del mundo, pudiendo sumergirse hasta 45 metros entre sus aguas. Le arrebataba el récord a Y-40, en las fuentes termales de Montegrotto Terme (Italia). Pues bien, no ha pasado ni un año que Deep Dive Dubai les pasa la mano por la cara a ambas con ni más ni menos que una profundidad de 60,02 metros.

Ubicada en el barrio de Nad Al Sheba de Dubái, Deep Dive Dubai ha recibido la verificación de la gente de Guinness World Records como la piscina más profunda del mundo. Para llenarla hacen falta 14 millones de litros de agua, el equivalente a seis piscinas olímpicas. Además de la piscina, en las instalaciones -de 1.500 metros cuadrados- hay también una tienda de buceo, una de souvenirs, un restaurante con sitio para 80 comensales y vista submarina -que todavía no ha abierto sus puertas- y varios espacios para reuniones, meetings y eventos.

La piscina fue inaugurada por su director, Jarrod Jablonski, pionero y recordman del buceo, así como el príncipe de Dubái, el jeque Hamdan bin Mohammed al Maktoum, quien afirmó que "un mundo de posibilidades os espera en Deep Dive Dubai". Entre las posibilides a las que se refiere el jeque está una auténtica ciudad sumergida que cuenta con un billar, futbolín o máquinas recreativas funcionales bajo el agua, la cámara hiperbárica más avanzada de la región, miradores submarinos, una cámara seca a 6 y a 21 metros, 56 cámaras submarinas que cubren todos los ángulos de la piscina y sistemas avanzados de iluminación y sonido ambiental. Así, se convierte también en el mayor estudio cinematográfico para grabaciones bajo el agua.

En cuanto al agua de la piscina, finalmente, cabe destacar que se filtra cada seis horas a través de roca volcánica silícea, una tecnología de filtrado desarrollada por la NASA y radiación ultravioleta. Su temperatura se mantiene a 30 grados.