Temas del día
Síguenos

BMX

Antirrobo de bicis nivel extremo: un pincho oculto en el sillín

Una persona cansada de sufrir robos de bicis en la zona preparó una trampa con la intención de que el ladrón escarmentara y lo grabó.

Antirrobo de bicis nivel extremo: un pincho oculto en el sillín
Instagram

Quienes están metidos en el mundo del ciclismo habrán visto no muchos, muchísimos sistemas antirrobo de bicis. Algunos más efectivos, otros menos y de todo tipo. Pero seguramente pocos (o ninguno) tan violento como el que está dando vueltas por TikTok e Instagram de un ciudadano cansado de los robos en el barrio.

El invento tiene su dificultad. Consiste en usar un palo de metal en punta y ubicarlo dentro de la tija de la bici de BMX (aunque vale para cualquier otro tipo de bici), alterada para que al sentarse el ladrón se baje el sillín debido al peso pero la varilla se mantenga fija. Así se claba perfectamente en el culo del que la está robando y pretende sentarse para irse con ella.

El autor del invento decidió grabar lo que pasaba al dejar su bici en una calle sin ningún otro sistema antirrobo más allá del escarmiento del pincho. Un ladrón no tardó en fijarse en la bicicleta y sentarse junto a ella durante unos minutos para observar si el propietario andaba cerca. Cuando decidió que era un buen momento para llevársela, escogió hacerlo pedaleando y llegó lo que todos estaban esperando: se clavó el pincho. Este es el vídeo en cuestión donde se puede ver toda la escena, con una voz en off que va contando todo lo que ocurre:

Lo cierto es que durante la pandemia se ha visto como las ventas de bicis y e-bikes han crecido en todo el mundo. Así, cada vez hay más bicis y ciclistas por las calles y montañas del planeta. Pero eso también significa que han crecido los robos en todas partes, ya que así lo indican los estudios. Ante esta situación, existen multitud de inventos antirrobo y, por desgracia, siempre hay algún ladrón que sabe cómo burlar el sistema e incluso se producen robatorios profesionales en tiendas de ciclismo. Pero a juzgar por el escarmiento del chico del vídeo, igual este sistema consigue que algunos no vuelvan a robar.