Síguenos

Surf

Chris Blowes consigue quedarse con el diente del tiburón que le atacó

El surfista australiano, atacado por un tiburón blanco en 2015 en South Australia, llegó a estar 10 días en coma y perdió una pierna.

Chris Blowes consigue quedarse con el diente del tiburón que le atacó
Instagram

En abril del 2015, Chris Blowes se encontraba surfeando tranquilamente en Fishery Bay cuando un tiburón blanco de casi 6 metros se le acercó por detrás y le atacó. Según cuenta a los medios australianos, "me sacudió y jugó un poco conmigo hasta que me arrancó la pierna". Por suerte, dos amigos pudieron llevarle rápidamente hasta la orilla, donde le atendieron los servicios de emergencia.

El corazón del surfista se había parado: "Tuvieron que realizarme reanimación cardiopulmonar hasta que volví a la vida". Luego, le trasladaron tan rápido como pudieron al hospital de Adelaida, donde llegó a estar 10 días en coma y se confirmó la pérdida de su pierna izquierda. Pero sobrevivió.

El caso es que cuando la policía fue a recuperar su tabla de surf, se encontraron un diente del tiburón clavado allí. Y según la ley de South Australia, se considera ilegal poseer, comrpar o vender cualquier parte de un tiburón blanco -especie protegida-, actos que se multan con hasta 100.000 dólares australianos o dos años de prisión. Así, se lo entregaron a las autoridades pertinentes.

Empezó entonces una batalla por intentar ver e incluso recuperar ese diente. "Nunca mataría a un tiburón por sus dientes pero él me quitó una pierna, no veo razón por la cual no pueda quedármelo; él no va a recibir su diente de vuelta, igual que a mí no me van a devolver la pierna", argumentaba Blowes en los medios locales. Pero nunca había avanzado en este tema hasta que David Basham, Ministro de Industria Primaria y Desarrollo Regional de South Australia, se interesó por el tema y, tras varios años, consiguió que se realizara la primera excepción de la historia del estado.

Chris Blowes asegura que guardará el diente en una caja para llevar a sus charlas motivacionales sobre el ataque de tiburón -tiene incluso un libro al respecto entre los Best Sellers de Australia- y que "será un buen souvenir para enseñar a mis nietos". Cuando los tenga, que ahora tiene tan solo 32 años...