Temas del día
Síguenos

Surf

Así es un día grande en la ola más famosa del mundo

El mes de febrero ha regalado buenas sesiones con grandes olas en Pipeline (Oahu, Hawái), una de las mejores olas del mundo y, sin duda, la más famosa.

Así es un día grande en la ola más famosa del mundo
YouTube

Cualquier surfista que se precie quiere enfrentarse a Pipeline, pero no son pocos los que han fallecido en el intento. Y este mes de febrero, con swells perfectos para aprovecharla al máximo, algunos de los mejores surfistas del mundo se han enfrentado a ella con resultados, cuanto menos, de suerte dispar. Este vídeo de 8 minutos es una buena prueba de ello:

En el vídeo se puede disfrutar del surf de grandes riders como Eala Stewart, Flynn Novak, Mark Healey, Mason Ho, Leonardo Fioravanti, Koa Smith, Koa Rothman y Nathan Florence, entre otros. Este último, por cierto, ha publicado también su particular visión de estas sesiones con un vídeo en su canal.

Grabado en POV y en crudo, el surfista hawaiano ha lanzado un clip de 16 minutos en el que se puede sentir lo que significa meterse en uno de estos tubos perfectos de Pipeline, pero también la dificultad para volver al pico entre sets de olas. Todo en crudo, escuchando su respiración en todo momento, ofreciendo un punto de vista más personal de esta ola del North Shore hawaiano.

Y entre tanto tubo, obviamente también hay alguna desgracia. Por algo es una de las olas más peligrosas del mundo. Que se lo digan a Mikey 'Redd' O'Shaughnessy, que se golpeó la cabeza contra el arrecife de la manera más violenta posible y, gracias a la rápida actuación de sus amigos, se pudo salvar. Bueno, eso y que llevaba un casco que quedó totalmente partido e inservible. Cabe pensar que así habría quedado su cráneo si no hubiera llevado la cabeza protegida... su historia se puede leer en Beachgrit.

Ya lo avisamos el día que os contamos la historia de Pipeline. Hasta los más expertos se dan revolcones aquí. Su complejidad, el arrecife poco profundo y los grandes swells han provocado más de una trajedia allí. Por suerte, esta vez, las sesiones de surf XL acabaron bien.