Síguenos

Kitesurf

31 kitesurfistas, atrapados en aguas gélidas por la repentina desaparición del viento

Curiosa situación la que se vivió en las aguas de Rockanje, cerca de Rotterdam (Países Bajos), que acabó con un rescate multitudinario.

31 kitesurfistas, atrapados en aguas gélidas por la repentina desaparición del viento
YouTube

"Recomendamos a los kitesurfistas novatos que se esperen a que la temperatura del mar vuelva a estar sobre los 50ºF (10ºC) de nuevo y que no se metan al agua si hay viento offshore o en paralelo a la costa", dicen los equipos de rescate de Rockanje tras la situación vivida este fin de semana. Se refieren al rescate de hasta 31 kitesurfistas que quedaron atrapados en las frías aguas del Mar del norte. Y eso que el día había amanecido como si fuera un perfecto día de primavera, parecido a este...

Los hechos ocurrieron en Rockanje, una ciudad holandesa con salida al mar en la que las condiciones de viento estaban brindando una buena sesión de kitesurf a varios aficionados. De repente, el viento desapareció, bajando hasta 17 nudos de golpe, con el poco viento que había soplando en dirección contraria a la costa y generando problemas en decenas de kitesurfistas que navegaban demasiado lejos de la orilla para volver fácilmente. Quedaron atrapados en el mar.

El factor que complicaba más la situación era la temperatura del agua: 4ºC. Con dicho frío, el riesgo de hipotermia incremente exponencialmente y según los servicios de emergencia "intentar sacar la cometa del agua durante 10 minutos es suficiente para perder la sensibilidad en brazos y piernas, incluso con un neopreno grueso, guantes y escarpines".

Por suerte, el equipo de rescate de Rockanje actuó rápidamente y pudieron evitar desgracias mayores. De hecho, ninguno tuvo que ser atendido por la ambulancia ni tuvo que ir al hospital. Eso sí, aseguran que "fue una situación cuanto menos poco habitual para los socorristas. Tuvimos los mismos rescates en un día que los que solemos hacer en todo un año". La mayoría de las víctimas, según la Rockanje Rescue Brigade, eran inexpertos y poco conocedores de las condiciones del viento. De ahí las recomendaciones del inicio del artículo, a las que hay que sumar "que practiquen en aguas tranquilas las técnicas de salvamento para este tipo de situaciones".