Síguenos

Surf

Una ola gigante parte la espalda a un fotógrafo: "Sentí que la moto se partía en dos"

Ryan Mosso iba en la moto que voló por los aires intentando escapar de una serie desfasada durante las olas gigantes de estos días en Hawái.

Una ola gigante parte la espalda a un fotógrafo: "Sentí que la moto se partía en dos"
YouTube

"No era consciente de lo rápido que iba Cam cuando despegamos por el labio de esa ola gigante [...] Solo recuerdo sentir ingravidez y que pasó mucho rato hasta que aterrizamos". Así relata Ryan Moss los momentos previos a su accidente en el North Shore hawaiano. Fue durante el swell XXL del sábado 16 de enero del 2021 en Hawái, bautizado como 'el gran sábado' por el tamaño y la fuerza de las olas, el mayor de los últimos años. En Jaws, por ejemplo, Justine Dupont cogió un monstruo tal que así:

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de As Acción (@asaccion)

Pero volvamos a Outer Reef. Allí, Ryan Moss iba en una moto de agua tirando fotos a quienes se enfrentaban a las olas grandes. De repente, un set desfasado y más grande que los demás generó el caos entre los jet ski que reposaban en el brazo de la ola, alejados del pico... todos huyeron hacia donde pudieron y algunos calcularon mal, enfrentándose de cara a la ola.

El peor parado fue Moss, que prosigue su relato con los siguientes instantes: "No había agarradera en el jet ski, así que no podía levantarme y esperar que mis piernas absorvieran el impacto, por lo que me quedé sentado. Lo siguiente que recuerdo es un ruido sordo, como si la moto se hubiera partido por la mitad". Por fortuna, el jet ski no se partió por la mitad. Por desgracia, su espalda sí que sufrió una factura: una compresión del 50% en la L4, así como fracturas en costillas y la columna vertebral. El incidente se puede ver en este vídeo, a partir del minuto 2:20:

En su Instagram, Ryan Moss hacía una valoración de su accidente: "A menudo se dan por sentadas pequeñas cosas como la capacidad de vivir sin dolor, la de cagar sin sentir que tu estómago va a explotar o simplemente caminar. Mentiría si dijera que no me está siendo difícil. Ponerse de pie y dar 8 pasos fue un gran logro, a pesar de tan pequeña hazaña. Tomé esta foto antes del accidente. Mirarla me recuerda que en ese momento era feliz. Qué bonita era esa ola gigante. Me queda un largo camino por recorrer, pero estoy de buen humor y siguiendo las medidas necesarias para recuperarme. Gracias a todos". 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ryan Moss (@ryan.moss)

Ryan Moss está en proceso de recuperación gracias a que los equipos de seguridad le llevaron a la playa y desde allí se le llevaron al hospital, donde fue operado durante horas de la espalda. Ahora sin embargo, se enfrenta al problema que eso supone en Hawái: pagar los altos costes de la operación. Para ello, sus colegas han abierto un GoFundme. En tan solo 24 horas ya van por más de 35.000 dólares de los 50.000 necesarios. Parece que la gente y sus amistades tienen ganas de seguir disfrutando de sus magníficas fotos de surf. ¿En olas gigantes? Seguramente sí.