Temas del día
Síguenos

Aventura

Encuentran viva a una excursionista que llevaba 2 semanas desaparecida

Los servicios de búsqueda y rescate del Zion National Park encontraron por fin a Holly Suzanne Courtier tras 12 días perdida por el parque.

Encuentran viva a una excursionista que llevaba 2 semanas desaparecida
YouTube

Holly Suzanne Courtier, una chica de 38 años de Woodland Hills (California, Estados Unidos) perdió su trabajo de niñera recientemente debido a la pandemia de coronavirus. Como una de sus aficiones eran las excursiones -era una excursionista experimentada- decidió aprovechar el tiempo libre que tenía haciendo una visita al Parque Nacional de Zion (Utah). Pero algo salió mal.

El 6 de octubre, Courtier bajaba de un bus lanzadera que la dejaba en el área de Grotte, que tiene varias rutas de senderismo. Sin teléfono. Y no volvería cuando se la esperaba, que era el mismo día pero más tarde. Así que su hija, Kailey, denunció su desaparición en este parque del suroeste de Utah.

Desde ese instante, los servicios de búsqueda y rescate se pusieron a trabajar. Entre voluntarios, especialistas, drones y unidades caninas estuvieron peinando la zona durante varios días sin éxito. Por suerte, el trabajo de difusión de su imagen hizo su efecto y este domingo, casi dos semanas después, un visitante del parque avisó de que la había visto. No tardaron en rescatarla y abandonzó Zion con la familia.

Las autoridades no dieron muchos detalles de cómo encontraron a la experimentada excursionista, aunque su hermana -Jillian Courtier-Oliver- dijo a ABC News que se está recuperando, que había perdido mucho peso y que tenía muchos moratones. La familia emitió un comunicado reconociendo que estaban muy contentos de haber podido encontrarla y agradecían el esfuerzo a todas las personas implicadas en el rescate.

Hoy, martes, su hija ha hablado para ABC News y ha explicado más detalle sobre cómo sobrevivió su madre: "Se golpeó en la cabeza y por suerte fue a parar cerca de una fuente de agua -el río- donde pensó que debía permanecer si quería sobrevivir". Pero es que no le quedaba otra, según la misma Kailey "no podía dar más de dos pasos sin caer, así que no podía pedir ayuda".