Síguenos

Surf

Un tiburón blanco mata a un surfista en una de las playas más famosas del mundo

Es el tercer ataque mortal en tan solo tres meses en Australia, pero el primero en la Gold Coast desde que se pusieron redes hace ya casi 60 años.

Un tiburón blanco mata a un surfista en una de las playas más famosas del mundo
7News

Malas noticias las que llegan desde uno de los spots de surf más famosos del mundo: Snapper Rocks. Un tiburón blanco ha matado a un surfista en esta rompiente que forma parte de la Rainbow Bay, ubicada en el famoso distrito de Coolangatta (Gold Coast, Queensland, Australia).

En concreto, el ataque ha tenido lugar al atardecer en la parte cercana a Greenmount Beach, un poco alejado del multitudinario y famoso pico de Snapper Rocks. Así se explica que el resto de surfistas hayan tardado un buen rato en darse cuenta del suceso, algo que ha ocurrido por el aviso de varios bañistas en la playa.

En esta crónica de 7News Brisbane se puede ver la situación y el momento preciso del ataque. A partir de los 00:45, aproximadamente:

Según informan los medios locales, cuando los surfistas se han acercado hasta el surfista, identificado como Nick Slater -un agente inmobiliario de Newcastle de 46 años- le han encontrado ya inconsciente. Además, con parte de la pierna arrancada, desde la ingle hasta la rodilla. Le llevaron hasta la playa y allí le atendieron los servicios de emergencia, pero ya no podían hacer nada y fallecía antes de poder ser trasladado al hospital.

Horas más tarde, gracias a uno de los dientes clavados en la pierna de la víctima, las autoridades han determinado que el atacante ha sido un tiburón blanco de más de 3 metros. Y se convierte, así, en el cuarto ataque mortal -3 a surfistas- en tan solo 3 meses en la costa este de Australia. Con dos ataques más cuyas víctimas pudieron sobrevivir.

Lo más sorprendente del caso, sin embargo, es que se trata del primer ataque en 60 años en la Gold Coast, un paraíso del surf y el turismo en Australia. La explicación reside en que hace 60 años se introdujeron unas redes que protegen la zona -que se sospecha que no estaban en su sitio- y últimamente se han añadido las drumlines diseñadas por una empresa establecida en Nigrán (Galicia).

Con todas estas medidas y lo bien que han funcionado hasta la fecha, la comunidad surfista de la Gold Coast está en shock por la sorpresa que ha generado este ataque mortal de tiburón.