Síguenos

Surf

Quienes se bañaron entre olas 'fluorescentes' podrían tener problemas de salud

Se han detectado desde notables problemas respiratorios a erupciones cutáneas entre quienes estuvieron expuestos a la Lingulodinium polyedra.

Quienes se bañaron entre olas 'fluorescentes' podrían tener problemas de salud
Zuma / SplashNews.com GTRES

Southern California Coastal Ocean Observing System (SCCOOS) e investigadores del Instituto Oceanografía Scripps de la UCSD, a través de la Surfrider Foundation, están buscando a personas que del 30 de marzo al 31 de mayo estuvieran expuestas a la 'marea roja' ya fuera tomando un baño o surfeando. Desde Tijuana (México) a Ventura (California).

La intención es que respondan a un cuestionario de 12 preguntas -disponible en español- que pretende poner luz a las sospechas que tienen actualmente. En concreto, a que la exposición a la floración de Lingulodinium polyedra podría estar relacionada con varios problemas de salud.

Según explican en un comunicado, han recibido varios casos de bañistas y surfistas que especialmente durante el mes de abril estuvieron expuestos a este fenómeno y han tenido notables problemas respiratorios, ojos irritados y erupciones cutáneas. Así, pretenden aportar más información para la investigación e incorporarla en futuras publicaciones que ayudarían a entender qué ocurre con este persistente y cada vez más habitual fenómeno.

En este caso, se trata de la acumulación en la costa de una microalga que emite luz con el movimiento. Y concentradas en millones en un mismo punto, al recibir el impacto de las olas o de un surfista remando, emiten luz azul a través de una reacción química. Las imágenes son espectaculares. Aunque en esta ocasión pilló a la mayoría de personas 'en cuarentena', se dieron casos de baños y surf en algunas zonas que tenían permitido el baño... y otros casos en los que no pudieron resistirse.

El estudio viene acompañado de una recomendación: "Surfrider recomienda no entrar al agua durante una marea roja, porque las consecuencias son desconocidas. Cuando dudéis, mejor no entrar al agua, aunque sea muy tentador hacerlo...".