Síguenos

Nieve

Las estaciones de esquí de Lombardía, desbordadas y cerradas por el coronavirus

El cierre de colegios y empresas provocó una gran afluencia de gente en estaciones como Livigno este fin de semana, pero tras el último decreto se han visto obligadas a cerrar.

Las estaciones de esquí de Lombardía, desbordadas y cerradas por el coronavirus
Livigno Instagram

Este fin de semana, las estaciones de esquí de la región más afectada por el coronavirus en Italia han recibido una inusual afluencia de público. Tanto es así, que en muchas ocasiones se ha superado incluso a la que se genera por Navidades.

Todo ello se debe al cierre de colegios, empresas y demás en Lombardía. Sumado a las intensas nevadas de los últimos días y a las previsiones de buen tiempo, han provocado que los afectados decidieran aprovechar las vacaciones forzosas para ir a esquiar y a practicar snowboard, generando colas en las estaciones de esquí de la región.

Sin embargo, este domingo el Gobierno Italiano ha impulsado un nuevo decreto que prevé el aislamiento total. Eso significa que ya no basta con prohibir cualquier acto de multitudes o dejar un metro entre personas en espacios como refugios y demás, sino que las estaciones de esquí se han visto obligadas a cerrar.

La normativa destinada a intentar detener el avance del coronavirus afecta a estaciones de calibre internacional como Livigno, así como a otras más pequeñas tipo Valmalenco o Adamello Ski (que mantiene la parte de Trentino funcionando). Si nada cambia, deben permanecer cerradas hasta el 3 de abril, así que se acabó la temporada para ellas.

ACTUALIZACIÓN: El resto de Italia cierra también las estaciones de esquí.