Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
Síguenos

Más acción

8 animales letales con los que mejor no meterse si se practica algún deporte en el agua

Esta lista recopila algunos de los animales más peligrosos del océano alrededor del mundo. Ya sea por su veneno o su fuerza, sus ataques son de lo más letales.

8 animales letales con los que mejor no meterse si se practica algún deporte en el agua
Pixabay

En ocasiones, los spots donde se practican los deportes de acción pueden ser lugares donde confluyen muchos tipos de fauna y flora distinta. Al ser practicados muchos de ellos en plena naturaleza, el ser humano suele ser un invasor que, sobretodo en el caso de los deportes acuáticos, no está muy bien visto por ser un medio que no le corresponde. A continuación va una pequeña lista de algunos de los animales marinos que se encargan de dar la bienvenida de vez en cuando a las personas, bichos peligrosos para la práctica de cualquier deporte que implique zambullirse o surfear en el agua.

El tiburón blanco

Tiburón blanco

El ‘enemigo’ de los surfistas por excelencia. Los tiburones blancos, a pesar de ser animales inofensivos para el ser humano, si se ven amenazados pueden acabar usando sus destructivas y potentísimas mandíbulas contra ti. Aunque suele ser tan solo un bocado –a los tiburones no les gusta la carne humana- dicho mordisco puede ser letal debido a las gigantescas fauces de este animal, que puede llegar a medir hasta 6 metros de largo. Habitualmente, tienen presencia en todos los océanos de aguas templadas y cálidas del mundo, pero también es cierto que no suelen merodear por la costa.

El tiburón toro

Tiburón toro

Debido a que normalmente suele merodear por la superficie del agua, el tiburón toro, -a pesar de ser también inofensivo en principio- puede considerar al ser humano una amenaza cuando este invade su medio. Algo que afecta tanto a surfistas como kitesurfistas o cualquiera que practique su deporte en la superficie del agua. Evidentemente, no son venenosos pero su poder de mordedura es de lo más intenso. Su peculiaridad está en que es capaz de alcanzar estuarios y llegar a remontar ríos de agua dulce debido a su habitual medio de aguas poco profundas. Suele encontrarse en océanos cálidos como el Pacífico o mares como el Caribe.

Avispa de mar

Avispa de mar

Considerado el animal más venenoso del mundo. Esta especie de medusa es una de los más temibles –por no decir la que más- debido a su terrible picadura corrosiva que genera una necrosis a la víctima en cuestión de minutos. Por si fuera poco, después de eso, el corazón deja de funcionar en un proceso que suele tardar tres minutos más o menos. Una muerte agónica de lo más dolorosa. Se pueden encontrar por las costas de Filipinas, un lugar frecuentado por surfistas y kitesurfistas de todo el mundo por sus inmejorables olas y corrientes de aire. ¡Mucho ojo, pues son transparentes y casi invisibles!

Pez león

Pez león

A pesar de no ser letal, su picadura genera un dolor de lo más intenso e insoportable. Suele ser una amenaza para todo aquel buceador que no conozca su peculiar aspecto, ya que su picadura puede hacer perder la cabeza a cualquiera. De hecho, puede causar fuertes fiebres e incluso parálisis respiratoria y sus síntomas pueden llegar a durar hasta dos días. Pura agonía. Viviendo en los arrecifes de las lagunas marinas, su presencia va desde Japón, pasando por el este de África y llegando hasta el sur de Australia.

Pez piedra

Pez piedra

Considerado el pez más letal del mundo, el pez piedra destaca por camuflarse como una roca –de ahí su nombre- en el lecho marino a la espera de que algún animal le roce matándolo así al instante. Con una picadura venenosa más intensa que la de una cobra, la muerte de la víctima suele tardar más o menos dos horas dependiendo de la dosis inyectada. Aún así, si te pica poco, querrás morir igual, pues el dolor es insoportable. Además, sus agujas, de lo más largas y resistentes, son capaces de atravesar tanto chanclas como neoprenos. Suele encontrarse en lugares tropicales como el océano índico o el pacífico y supone un claro riesgo tanto para surfistas como buceadores y bañistas.

Carabela portuguesa

Carabela Portuguesa

Tal y como su nombre indica y con presencia en las corrientes atlánticas, este ser vivo merodea por las costas de Portugal llegando a veces a algunos lugares de la costa española (especialmente Canarias y la costa gaditana, por ejemplo). Más allá de eso, también pueden encontrarse en lugares tropicales como el océano índico o el Pacífico. Esta falsa medusa –en realidad es un cúmulo de organismos que viven unidos- es capaz hacérselo pasar muy mal a una persona con su picadura, según el grado de veneno inyectado y la persona que lo recibe. Los síntomas suelen generar fuertes fiebres, náuseas y dolor, mucho dolor. Además, sus tentáculos pueden llegar casi a los 50 metros. Supone un gran peligro para los buceadores... pero también para los bañistas, ya que sus largos tentáculos pasan desapercibidos. Que se lo digan a uno de los colaboradores de Ana Rosa...

Las rayas

Raya

A pesar de su apariencia inofensiva, las rayas son un animal de lo más letal. Con un aguijón venenoso por cola, solo usan su arma letal en defensa propia. Un animal que supone un peligro tanto para bañistas como buceadores y surfistas, ya que merodea por aguas poco profundas y si se ve amenazada puede acabar matándote dependiendo de dónde coloque su aguijón. Si no que se lo digan al pobre Steve Irwin –el famoso cazador de cocodrilos- quien, durante la producción de uno de sus programas, fue atacado por una clavándole esta el aguijón en el corazón. Toda una tragedia nacional para Australia. Suele habitar por aguas templadas de todo el mundo más allá de los océanos tropicales, aunque rara vez suelen atacar. ¡Hay que molestarlas mucho para eso!

El plástico

El plástico

El más letal y temible de todos. Y no precisamente para el ser humano.Los vertidos sistemáticos de plástico alrededor del mundo suponen la mayor amenaza para las especies submarinas y están arrasando ecosistemas enteros a un nivel abrumador. Como un depredador invisible y sin móvil aparente, el plástico ha acabado con más especies de animales marinos que el resto de depredadores juntos comentados previamente. Se pueden encontrar en todos y cada uno de los mares y océanos del planeta en gran volumen. ¿Su origen? El humano, el ser más letal del planeta, sin lugar a dudas.