Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Síguenos

Parkour

Un joven ruso graba cómo unos cables eléctricos le salvan en plena caída mortal al vacío

Se puede decir que este freerunner ha vuelto a nacer. "Tengo quemaduras en el estómago y en las manos, pero por lo menos estoy vivo", afirma tras el accidente.

Accidente parkour
YouTube

Se podría decir que el parkour es uno de los deportes más completos y exigentes que hay. La velocidad, la precisión, la fuerza y el equilibrio necesarios para llevar en práctica este deporte requieren mucha exigencia y años de dedicación para llegar a un balance. Aún así, la practica no siempre te salvará de una caída.

La gravedad y los imprevistos siempre juegan malas pasadas. Y más en los deportes de acción. Si no que se lo digan a este pobre chico ruso que llevaba practicando parkour desde los 13 años, que tuvo un problema en uno de sus saltos y acabó precipitándose al vacío a una altura de más de 50 metros de altitud.

Por suerte para él -aunque son los mismos que le 'hacen caer'- pudo colgarse de unos cables eléctricos que lo dejaron, literalmente, con la vida pendiente de un hilo. Al final todo quedó en unas magulladuras en el estómago y las manos y plasmado en un horripilante vídeo que estuvo capturando toda la escalofriante escena de principio a fin. Puro vértigo.

Una sensación de lo más vertiginosa que deja latente los enormes peligros que puede llegar a conllevar la practica de este apasionante deporte. Un susto que, sin duda, no olvidará jamás en su vida y que, seguro, le ha servido de lección para pensarse las cosas dos veces. De hecho, así lo relata nada más empezar el vídeo, cuando explica la experiencia que tiene -para que no le salten a la yugular en los comentarios- y la intención de que sirva de aviso para navegantes...