Competición
  • Champions League
  • Europa League
Champions League
Shkendija Shkendija SKE

-

Nõmme Kalju Nõmme Kalju NOM

-

Saburtalo Saburtalo SAB

-

S. Tiraspol S. Tiraspol SHF

-

HB Torshavn HB Torshavn HBT

-

HJK HJK HJK

-

Valletta FC Valletta FC VLT

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Suduva Suduva SUD

-

Feronikeli Feronikeli FER

-

TNS TNS TNS

-

Europa League
Banants Banants BNN

-

Cukaricki Cukaricki CUK

-

Klaksvík Klaksvík

-

FK Riteriai FK Riteriai FKR

-

Titograd Podgorica Titograd Podgorica TPO

-

CSKA S. CSKA S. CSS

-

Síguenos

Esquí y Snowboard

Un nuevo estudio sugiere que el uso del casco no evita las conmociones cerebrales

Un nuevo estudio sugiere que el uso del casco no evita las conmociones cerebrales

Mason Jones

Todavía no se ha podido probar si el casco puede prevenir las lesiones cerebrales traumáticas, pero existen nuevas tecnologías que mejoran su efectividad.

Un estudio reciente sobre la eficacia del uso del casco en las pistas de esquí sigue poniendo en duda que los cascos diseñados para el esquí y el snowboard puedan prevenir lesiones cerebrales traumáticas.

Este estudio publicado por el Wilderness and Enviomental Medicine Journal y liderado por el Dr. Bailly. es el primer estudio que separa las lesiones de cabeza entre lesiones cerebrales traumáticas, como concusiones o fracturas craneales y otras lesiones como laceraciones o moretones. Ambas lesiones pueden ocurrir durante una caída o en un choque con otros esquiadores, pero una conmoción cerebral es una sacudida o agitación violenta que resulta en una perturbación de la función cerebral. En otras palabras, una conmoción cerebral ocurre cuando el cerebro golpea la parte interior de la cabeza porque la velocidad a la que viaja la cabeza cambia repentinamente o se ralentiza, que es lo que sucede cuando nos golpeamos yendo a alta velocidad, pero el cerebro sigue y golpea así el interior del cráneo.

Algunas de las conclusiones más interesantes de este estudio realizado en 30 estaciones de esquí francesas a lo largo de 2 años y con más 45.000 participantes, apuntan a que las personas que llevan casco tienen menos riesgo de sufrir lesiones en la cabeza, pero también en cualquier otro parte del cuerpo. “Esto es sorprendente por que el casco no protege el resto del cuerpo” dice Bailly. “Este resultado sugiere que las personas que utilizan casco arriesgan menos que las que no lo llevan, lo que contradice la Teoría de la compensación del riesgo, la cual implica que la percepción del usuario de ir más protegido puede inducir a que tome mayores riesgos.”

El estudio también concluye que las persones más susceptibles de tener una lesión en la cabeza son los debutantes, los menores de 26 años y mayores de 50, los snowboarders, las personas que se ven involucradas en una colisión y los usuarios que sufren accidentes en los snowparks.

La investigación de nuevos materiales aporta nuevas soluciones para proteger nuestro cerebro contra los impactos

Dicho esto, el estudio también hace mención de tres nuevas tecnologías que pueden proteger mejor el cerebro.

Una de ellas es la tecnología MIPS, (Sistema de Protección Multi Impacto). En los cascos equipados con esta tecnología la carcasa y el forro interior están separados por una capa de baja fricción, la que permite que el casco deslice en relación a la cabeza en caso de impacto.

En la página web de la tecnología MIPS afirman que está científicamente probado que un casco con su tecnología reduce la fuerza rotacional que se ejerce en el casco durante un impacto gracias a la absorción y redirección de las energías rotacionales y las fuerzas transferidas al cerebro.

Otra de estas nuevas tecnologías es el material blando de textura gomosa como el D3O, el cual se endurece en caso de impacto para absorber y dispersar la energía del golpe más rápidamente que los materiales tradicionales. Este material se utiliza también en los protectores de espalda.

La última tecnología, o material que menciona el estudio del Dr. Bailly, es el EPS 4D, un material utilizado en el forro de algunos cascos y lo aplican en distintas secciones para que se compriman y se ajusten individualmente a la cabeza dependiendo de qué dirección venga el golpe.

Las excusas para no llevar casco son cosa del pasado

Si bien es cierto que las estaciones españolas todavía no obligan el uso del casco, aunque es altamente recomendado por muchas de ellas, prácticamente el 100% de los niños en pistas lo utilizan. Y si los protegemos a ellos, ¿por qué no deberíamos protegernos los adultos?

La prevención suele ser la medida más efectiva para evitar accidentes, y a partir de ahora lo de llevar un “buen casco” cobra un nuevo significado. A pesar de que todas estas tecnologías son muy nuevas y falta demostrar su efectividad al ciento por cien, ya se sabe que van en la dirección correcta para evitar y prevenir las lesiones cerebrales traumáticas además de las otras lesiones en la cabeza causadas por los impactos de una caída o colisión.

Atrás quedan las viejas excusas de que “el casco molesta”, o es pesado, o que hace calor o frío… Incluso las excusas estéticas ya tampoco no son válidas. Hay centenares de modelos, colores, formas y estilos, hechos con materiales más ligeros que nunca, más transpirables y adaptables para proteger del frío y ofrecer extra ventilación en los días soleados de primavera. Lo único que tienes que hacer es escoger el que más te guste y llevarlo siempre bien puesto.

0 Comentarios

Normas Mostrar