LaLiga Santander
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Copa Libertadores
Liga Holandesa
Heracles HCL

-

De Graafschap DGR

-

Liga Belga
Zulte Waregem WRG

-

Kortrijk KOR

-

Liga Rumana
ACS Sepsi SEP

-

FC Voluntari VOL

-

CSMS Iaçi LAC

-

D. Bucarest DBU

-

Liga Turca
BB Erzurumspor BBE

-

Ankaragücü ANK

-

Bursaspor BRS

-

Basaksehir BAS

-

Torneo Descentralizado
ATP Metz
Radu Albot ALB
-
Ricardas Berankis BER
-
Gilles Simon SIM
-
Richard Gasquet GAS
-
Kei Nishikori NIS
-
Nikoloz Basilashvili BAS
-
Matthias Bachinger BAC
-
Yannick Maden MAD
-
ATP San Petersburgo
Denis Shapovalov SHA
-
Martin Klizan KLI
-
Marco Cecchinato CEC
-
Roberto Bautista Agut BAU
-
Damir Dzumhur DZU
-
Stan Wawrinka WAW
-
Dominic Thiem THI
-
Daniil Medvedev MED
-
WTA Premier Tokio
EN JUEGO
Camila Giorgi GIO
5
Victoria Azarenka AZA
3
FINALIZADO
Alison Riske RIS
1 7 6
Karolina Pliskova PLI
6 6 7
FINALIZADO
Donna Vekic VEK
6 6
Caroline Garcia GAR
3 4
FINALIZADO
Naomi Osaka OSA
6 6
Barbora Zahlavova Strycova STR
3 4
WTA Guangzhou
EN JUEGO
Qiang Wang WAN
Andrea Petkovic PET
Yulia Putintseva PUT
-
Bernarda Pera PER
-

Escala borracho hasta 2.400 metros en busca de su hotel

Síguenos

En los Alpes

Escala borracho hasta 2.400 metros en busca de su hotel

borracho cervinia escala hotel

cervinia.it

Un esquiador estonio vivió en la estación de Cervinia una esperpéntica aventura nocturna de la que jamás se podrá olvidar… si es que se acuerda.

La historia tiene todos los tintes para ser recordada como una anécdota, pero lo cierto es que podría haber terminado en tragedia. Hablamos de la aventura nocturna que un esquiador estonio vivió en la estación italiana de Cervinia cuando tras una noche de copas decidió poner rumbo a la habitación de su hotel.

El trayecto, que no debía haberle llevado más de unos minutos, acabó llevándole hasta los 2.400 metros de altura donde encontró refugio en el restaurante Igloo que se encuentra en mitad de las pistas de la estación.

Restaurante hasta el que llegó el 'accidentado'.

Según informan desde La Stampa, el estonio completó una ruta de unos 400 metros de ascensión —pasando por pistas de una pendiente considerable— con calzado de calle hasta que se topó con lo que pensaba era su hotel. Llave en mano, consiguió abrir —o mejor dicho, forzar— la puerta del restaurante y una vez dentro, tras beberse dos botellas de agua, se quedó dormido en un banco hasta que a la mañana siguiente los trabajadores del restaurante se lo encontraron ‘durmiendo la mona’.

La aventura nocturna no le saldrá barata al estonio, y es que ante su desaparición se activó un protocolo de búsqueda que movilizó a dos unidades de bomberos y un equipo de carabinieri. Gastos que ahora tendrá que asumir él mismo, pero mejor pagar la multa que lamentar un desenlace trágico que sin duda podría haberse dado.

0 Comentarios

Mostrar