LaLiga Santander
Eibar EIB

-

Getafe GET

-

Copa del Rey
Serie A
SPAL SPA

-

Roma ROM

-

Liga Belga
Leuven LEU

-

Royal Excel Mouscron RMP

-

Waasland-Beveren WAS

-

Lierse SK LIE

-

STVV STR

-

Eupen EUP

-

Genk GNK

-

Anderlecht ADL

-

Liga Turca
Gençlerbirligi GEN

-

Osmanlispor OSM

-

Karabükspor KAR

-

Bursaspor BRS

-

Trabzonspor TBZ

-

Sivasspor

-

Alanyaspor ANY

-

Galatasaray GAL

-

Liga Endesa ACB
Tenerife TEN

-

Fuenlabrada FUE

-

Obradoiro OBR

-

Estudiantes EST

-

Liga Colombiana I
Liga Mexicana - Clausura
NBA
FINALIZADO
Indiana Pacers IND

92

Cleveland Cavaliers CLE

90

Washington Wizards WAS

-

Toronto Raptors TOR

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Boston Celtics BOS

-

Miami Heat MIA

-

Philadelphia 76ers PHI

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Portland Trail Blazers POR

-

Escala borracho hasta 2.400 metros en busca de su hotel

Síguenos

En los Alpes

Escala borracho hasta 2.400 metros en busca de su hotel

borracho cervinia escala hotel

cervinia.it

Un esquiador estonio vivió en la estación de Cervinia una esperpéntica aventura nocturna de la que jamás se podrá olvidar… si es que se acuerda.

La historia tiene todos los tintes para ser recordada como una anécdota, pero lo cierto es que podría haber terminado en tragedia. Hablamos de la aventura nocturna que un esquiador estonio vivió en la estación italiana de Cervinia cuando tras una noche de copas decidió poner rumbo a la habitación de su hotel.

El trayecto, que no debía haberle llevado más de unos minutos, acabó llevándole hasta los 2.400 metros de altura donde encontró refugio en el restaurante Igloo que se encuentra en mitad de las pistas de la estación.

Restaurante hasta el que llegó el 'accidentado'.

Según informan desde La Stampa, el estonio completó una ruta de unos 400 metros de ascensión —pasando por pistas de una pendiente considerable— con calzado de calle hasta que se topó con lo que pensaba era su hotel. Llave en mano, consiguió abrir —o mejor dicho, forzar— la puerta del restaurante y una vez dentro, tras beberse dos botellas de agua, se quedó dormido en un banco hasta que a la mañana siguiente los trabajadores del restaurante se lo encontraron ‘durmiendo la mona’.

La aventura nocturna no le saldrá barata al estonio, y es que ante su desaparición se activó un protocolo de búsqueda que movilizó a dos unidades de bomberos y un equipo de carabinieri. Gastos que ahora tendrá que asumir él mismo, pero mejor pagar la multa que lamentar un desenlace trágico que sin duda podría haberse dado.

0 Comentarios

Mostrar