As Acción

Síguenos en As.com

Fotogalería

Así son 24 horas en un Surf Camp

08:00h.

Hora de levantarse. Con una buena sonrisa, porque por delante espera un largo día de surf y tantas otras cosas...

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

08:15h.

Desayuno. A elegir (o combinar) entre tostadas, tomate, mantequilla, mermelada, galletas, cereales, yogur, café, leche y zumo.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

08:40h.

A equiparse, empezando por el neopreno (marcado por tus iniciales en la etiqueta), tanto para evitar el roce con la tabla como para resguardarse de lo fría que pueda estar el agua.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

08:50h.

Que no falte la crema. Esté nublado o soleado, la crema de protección solar es imprescindible en aquellas partes que no vayan a quedar cubiertas por el neopreno. Especialmente en la cara.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

08:55h.

Tabla e invento. De entre las 200 tablas que tiene Art Surf Camp, toca elegir la más adecuada para cada persona en función de sus características físicas, su nivel de surf y el estado del mar. Y no hay que olvidarse el invento o leash que ata la pierna a la tabla (por seguridad y por no tener que ir a buscar la tabla cada vez a la orilla).

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

09:00h.

Licra y reunión de grupo. Cada grupo, en función de su nivel (principiante, intermedio, avanzado), se pone la licra de un color (blanco, amarillo o azul) y se reúne con su monitor, encargado de su aprendizaje en el surfing.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

09:15h.

Clase teórica. Sobre la tabla, el surfista pasa solamente un 1% del tiempo que está en el agua. Por eso es importantísimo repasar los conceptos que ayudarán a potenciar ese momento y a mejorar el otro 99%: cómo es una playa, cómo se forman las olas, cómo evitar las corrientes, cómo mejorar la técnica...

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

09:30h.

Calentamiento. Hay que preparar el cuerpo para entrar en el agua y evitar lesiones. A veces con juegos, otras veces con ejercicios que puede realizar una persona libremente, pero siempre incluyendo un poco de actividad cardiovascular y movilidad articular.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

09:40h.

Al agua. Ahora sí, todo listo para entrar en el agua y remar hasta el pico para surfear un poco. Hasta allí es hacia donde van estos alumnos de nivel avanzado...

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

11:00h.

Surf. Una buena y larga sesión de surf que incluye la clase y la práctica libre opcional ponen el colofón a una mañana 100% surfera.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

13:00h.

Comida. Toca reponer fuerzas con la comida. En este caso, unos suculentos platos de paella y empanada gallega, además de pan, agua y una buena manzana de postre.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

15:00h.

Actividades y/o siesta. Tras la comida, turno para siesta y actividades como patinar sobre una ola de madera o la mini ramp, slackline, futbito o alguna actividad improvisada por los monitores.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

17:00h.

El mar. Pendientes de cuándo es el mejor momento para meterse en el agua, se puede montar un partido de vóley en la playa o bien avanzar la sesión de surf que hay por la tarde. La marea y las condiciones del mar son quienes lo determinan...

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

18:00h.

Más surf. Al final, antes o después se acaba en el agua con la segunda y última sesión de surf del día. Esta vez, más práctica todavía.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

20:15h.

Más enseñanzas. Antes de cenar o bien hay tiempo libre o se puede asistir a una interesante clase sobre previsión de olas y lectura de partes meteorológicos, con tal de que cuando uno vuelva a casa... se pueda valer por sí mismo para saber cuándo y dónde puede ir a surfear.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

21:00h.

Cena. Un poco de ensalada y pasta, carne o pescado, así como un buen yogur o una pieza de fruta para terminar el día y reponer fuerzas para el día siguiente.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

22:00h.

Actividades de noche. En los campamentos de surf, los descansos se alternan con las actividades nocturnas, que pueden ir desde un tragabolas hasta una fiesta en la que las actuaciones por grupos son las protagonistas.

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

23:30h.

A dormir. Si se opta por el descanso, una se puede ir a la cama incluso antes. Si se opta por las actividades nocturnas... entonces es más tarde. Y al día siguiente, ¡más surfing!

Foto: Andrea Sánchez / @Freckleseye

Actualizado:

18 / 18