Síguenos

Kitesurf

Obama disfruta de su retiro practicando kite en el Caribe

Barack Obama Kitesurf

Jack Brockway/Virgin.com

El expresidente de los Estados Unidos se suelta la melena en la isla privada que el multimillonario Richard Branson tiene en el Caribe.

Tras ocho años ejerciendo como el hombre más poderoso del mundo, la toma de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos ha liberado totalmente a Barack Obama, quien no ha dudado ni un segundo en poner rumbo a las Islas Vírgenes y practicar kite. 

Él y su familia se dejaron ver por primera vez como expresidente y ex primera dama estadounidenses pasando unas agradables y relajadas vacaciones en Necker Island, en el Caribe.

La isla pertenece a Richard Branson, quien ha publicado un vídeo en su canal de Youtube en el que el multimillonario británico (en hydrofoil) navega junto a Barack Obama (que opta por el kitesurf de toda la vida) durante dichos días:

 

El relato de Richard Branson

"Fue un placer poder invitar al Presidente Barack -y a su mujer Michell- Obama a pasar unos días en las Islas Vírgenes Británicas para tomarse un respiro tras su segundo mandado en la Casa Blanca", escribía Branson en la página web de Virgin.

El multimillonario añadía que "una de las primeras historias que Barack me contó fue que justo antes de ser elegido Presidente estuvo surfeando en una peligrosa rompiente en Hawái. Tras terminar la épica sesión, su nuevo jefe de seguridad le dijo que era la última vez que iba a surfear en los próximos ocho años, con lo que dejó de practicar unos deportes que le apasionan".

Barack Obama practicando kite en la Isla Necker

Según comenta en el texto, "Obama aprendió a hacer kitesurf en la playa de Necker durante dos días, empapándose de los conocimientos básicos de navegación y de hacer volar una cometa, como si volviera a su infancia". Finalmente, se puso la tabla bajo los pies, se lanzó al agua y, "a pesar de toda la seguridad que tenía a su alrededor, pudo relajarse y llegar a navegar".

En un 'duelo de novatos', Branson y Obama hasta se desafían para ver quién es capaz de aguantar de pie más rato sobre la tabla. "Caímos varias veces, pero probamos una y otra vez y realmente progresamos", explica el multimillonario británico, quien añade que "el último día conseguí levantarme un metro sobre el agua durante 50 metros, mientras Barack logró llegar a los 100 en kiteboard. Tuve que aceptar la derrota y felicitarle".

Todavía les falta un poco para navegar como David Tonijuan o elevarse hasta 15 metros sobre el agua, pero ahora que el expresidente tiene por fin tiempo libre...

Kite vs foilboard

Como se aprecia en el clip, el kite y el hydrofoil (o foilboard) se diferencian porque el primero no tiene una larga quiella en la cola de la tabla que permite navegar unos palmos por encima del agua. En ambos casos, eso sí, Barack Obama y Richard Branson se aprovechan en ambas disciplinas de una gran cometa como impulso para deslizarse con sus tablas. 

La isla de Necker

La isla de Necker forma parte de las Islas Vírgenes Británicas, situadas en el mar del Caribe. Su superficie es de 300.000 metros cuadrados y es propiedad de Richard Branson, quien la compró en 1979 para hacer de ella un refugio en el que ricos y famosos buscan resguardar su intimidad.

El multimillonario y propietario de Virgin Group construyó allí una casa principal con ocho dormitorios dobles y una gran suite de 140 metros cuadrados con vistas al Caribe, jacuzzi, terrazas y todo tipo de extras como libros y videojuegos. Además, dispone también de varias casas de estilo balinés que aumentan la capacidad de alojamiento hasta 34 personas.

100 personas se encargan del cuidado de una isla que cuesta unos 80.000 dólares de alquiler por noche. Eso sí, con todo incluido. Claro que Obama fue como invitado y el kitesurf en una isla privada del Caribe le saldría gratis. Quién diría que no a semejante plan...

Sigue todos los vídeos y noticias de nuestra sección de Deportes de Acción en el Facebook y el Twitter de As Acción.

0 Comentarios

Normas Mostrar