Síguenos

DH

40.000 personas disfrutan del descenso urbano de Taxco

Johannes Fischbach se impone en el impresionante circuito de la ciudad mejicana que pone punto y final al City Downhill World Tour.

0
Down Hill Taxco 2016, descenso urbano
altiusevents/Downhill Taxco

El pasado sábado 5 de noviembre las calles de la ciudad mejicana de Taxco de Alarcón acogían por quinto año una espectacular prueba de DH urbano ante la atónita mirada de más de 40.000 espectadores. Y es que el Down Hill de Taxco se ha convertido en un evento de referencia a nivel global con tan solo un lustro de vida. Su espectacularidad, el buen recibimiento del público y la entrega de los bikers por conseguir ser los más rápidos han hecho de esta competición todo un orgullo para la ciudad.

En lo que a la competición se refiere, este año ha sido el rider alemán Johannes Fischbach quien ha logrado subir a lo más alto del pódium al parar el cronómetro en un extraordinario 01:39.64. Fischbach consiguió su mejor tiempo en la segunda manga, al igual que el eslovaco Filip Polc (01:40.36) y el británico Bernard Kerr (01:41.24) que acompañaron al teutón en los puestos nobles como segundo y tercero respectivamente.

Así pues, Fischbach pone final a una temporada impecable en el City Downhill World Tour con tres victorias de tres posibles haciendo que su triunfo en la general parezca un mero trámite. Polc ha sido el único biker que ha seguido de cerca la estela del alemán en las tres carreras consiguiendo así el subcampeonato y el brasileño Bernardo Cruz se hizo finalmente con la tercera posición por un estrecho margen con el checo Tomas Slavik.

Los descensos urbanos llevan la bicis de DH al límite por estrechos callejones en ciudades con un gran desnivel como es el caso de Taxco. Para una mejor fluidez en el circuito se acondicionan roderas o estructuras que faciliten o hagan más espectacular el paso de los participantes. En cada tramo del descenso figuran unos ‘chivatos’ que avisan con silbando el paso de un biker, aún así a veces pueden darse encuentros fortuitos como este…

Un vídeo publicado por Finn Iles (@finniles) el