Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Masters 1000 Cincinnati
  • WTA Cincinnati
Liga Holandesa
FINALIZADO
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

2

Willem II Willem II WII

3

FINALIZADO
Twente Twente TWE

3

Waalwijk Waalwijk WAA

3

FINALIZADO
AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

0

Groningen Groningen GRO

0

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

1

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
Heracles Heracles HCL

0

PSV PSV PSV

2

Masters 1000 Cincinnati
FINALIZADO
novak_djokovic Novak Djokovic DJO
6 3 3
daniil_medvedev Daniil Medvedev MED
3 6 6
WTA Cincinnati
FINALIZADO
svetlana_kuznetsova Svetlana Kuznetsova Svetlana Kuznetsova
5 6
madison_keys Madison Keys Madison Keys
7 7
Síguenos

Surf

"Era una serie de olas grandes como no había visto en mi vida"

Sesión de olas grandes en La Santa, Lanzarote

Ehedey Ginory

Reboso.org

Los surfistas Yeray García y Manuel Lezcano hablan del swell que azotó La Santa (Lanzarote) a finales de octubre. Fue una sesión épica con un punto dramático. La recordarán toda la vida.

El martes 26 de octubre del 2016 podría haber sido un día más en la vida de Yeray García, Manuel Lezcano, Jaime Pombo, Joshua Braddock, Lewis Leadbetter, Antonio Marqués, Monchi, Nagal Puntiveiro y Ehedey, apasionados del surf canarios que iban a disfrutar de una épica sesión en La Santa (Lanzarote). 

El día más bonito y perfecto

"Era un día como otro cualquiera", cuenta Yeray García, "el mar estaba limpio y cuando llegué a La Santa y vi la primera serie de olas, me dio algo en la barriga: estaba gigante". Ya había gente en el agua y sin dudarlo se unió a sus amigos para intentar coger alguna de las bombas que rompían en el mítico spot de Lanzarote.

"El día amaneció con todos los requisitos para que La Misteriosa (el outer reef de La Santa) rompiese perfecta, el mar estaba enorme y el viento soplaba como esperábamos", explica Manuel Lezcano, quien siguiendo la misma rutina que el resto, entró al agua con todos los del equipo.

La sesión empezó con un par de buenas olas por parte de todos, algunos más centrados en las izquierdas y otros en las derechas. Cada 30 minutos entraba alguna ola más grande de lo normal, pero que seguían rompiendo perfectas. "Era el día más bonito y perfecto que habíamos surfeado allí", dice uno; "estuvimos dos horas pillando olas de gran tamaño", dice el otro.

Condiciones épicas en La Santa

Algo negro en el horizonte

Cuando llevaban unas dos horas en el agua, Lezcano y Marqués escucharon a @yeraygarciaferrera -quien remaba más adentro- avisando de que algo grande se acarcaba. Así lo cuenta el de Arrecife (Lanzarote): "De un momento a otro vi como el mar cambiaba y las olas venían más juntas, como si algo por detrás estuviera empujando. Entonces me abrí a un lado y desde allí vi en el horizonte algo negro que marcaba atrás. Avisé a mis amigos, pero no fue suficiente, era una serie de olas muy, muy grandes que no había visto en mi vida".

Una de las olas de la serie

La cosa se pone fea

Empezaron a caer las olas gigantes. Algunos intentaron cogerlas, pero fue imposible y fueron lanzados por los aires. Otros tuvieron que undierse dejando que la ola les cayera encima. El resto intentó remar para salvarse hasta que finalmente fueron engullidos también por una ingente cantidad de agua. Las olas cada vez eran más grandes.

Yeray García recuerda quedarse mirando hacia la ola y ver "alguna cabeza cogiendo aire, otra cayendo en un tubo alucinante con unos colores y un tamaño inimaginables". @manuellezcano, por su parte, intentó junto a Marqués pillar alguna de esa serie que venía y, tras pasar las dos primeras medianas, se dieron cuenta de que se les echaba encima "una de las olas más grandes y cuadradas que he visto en mis 26 años de vida", asegura el surfista.

¡Qué olas!

En definitiva, "la cosa se estaba poniendo bastante fea", reconoce el joven nacido en Gran Canaria y residente en Famara (Lanzarote). "Intenté pasar dicha ola por debajo pero no salió bien. El resto soltaron sus tablas y cada uno acabó de una manera diferente". Y es que la serie, además de tener el doble de tamaño de lo que estaba entrando ese día, fue muy larga (de unas 7 olas). Así pues, según dice Lezcano, "sólo quedaba intentar salir a flote y que la corriente no te metiese en mal sitio".

La gente aplaudió

Una vez pasó toda la serie, la situación era un caos. Cuenta Yeray Jesús García Ferrera (éste es su nombre completo) que "no sabíamos dónde estaban nuestros compañeros ni si estaban bien", así que empezaron la búsqueda entre todos, haciendo piña, para poder salir, ayudándose todo lo que pudieron. Una vez fuera, en zona segura, "la gente aplaudió".

Bien está lo que bien acaba, que dicen. El de Arrecife asegura que "fue una experiencia para no olvidar en la vida" y espera que sea "una de las muchas más que nos quedan".

Lo mejor fue ver esa ola tan grande aguantando la forma de una ola perfecta, algo casi imposible con estos tamaños

Manuel Lezcano

Lo mejor, lo peor, la pregunta

Valorando la experiencia, Manuel Lezcano piensa que "lo mejor fue ver esa ola tan grande que aguantaba la forma de una ola perfecta, algo casi imposible cuando hablamos de estos tamaños", mientras que "lo peor fue que nos faltaban cosas básicas -motos de agua, buenos chalecos, tabla grande- para surfear olas de ese tamaño". Y admite que no para de hacerse una pregunta: "¿tendremos este año de nuevo la oportunidad de volver a tener estas condiciones y surfear una de esas olas?".

Invitados de lujo

Tampoco fue un día normal para algunos surfistas venidos desde el Cantábrico como David Bustamente, Aritza Saratxaga y Natxo Gonzalez, que compartieron con los canarios la misma sesión perfecta y dramática con final feliz y épico. Concretamente, en la parte final estuvieron con Antonio Marqués y Manuel Lezcano y fueron cazados por la mencionada serie monstruosa.

Así lo contaba @natxogonzalez1, surfista de Plentzia (Bizkaia), en su cuenta de Instagram:

 

Y si los canarios contaban con las fotos de lujo de Ehedey/Reboso.org, los vascos tenían a Jon Aspuru grabando con su cámara y preparando un vídeo para el recuerdo de La Santa XXL:

Tres puntos de vista

Lo que para algunos puede ser una temeridad, especialmente si está descontextualizado, para los protagonistas será uno de los días más especiales de su vida; y para los que entienden de qué va pero no estuvieron allí, sentirán envidia sana. Sea como sea, #respect.

La Misteriosa

El propio Yeray García, surfista local de Lanzarote, contaba en un artículo de Red Bull todos los detalles de La Misteriosa, una ola que "aguanta todo el tamaño que uno se pueda imaginar", explica García.

Se trata de una ola situada en las afueras del reef de La Santa, en un cambio radical del relieve marino -o profundidad- que produce la formación de una masa de agua descomunal. Su nombre viene dado por sus condiciones, que son un misterio porque sólo se sabe que necesita un swell grande y vientos del Sur, Sureste y Este, pero nunca se sabe al 100% si va a funcionar o no.

Su descubridor fue Sven Grossenbacher, uno de los locales de la zona, que la surfeó haciendo tow-in con la ayuda de una moto acuática. Los primeros en intentarlo a remo fueron Manuel y Yeray; quien, por cierto, fabrica la mayoría de tablas con las que se suele surfear allí en su propio taller: JFB Surfboards.

Sigue todos los vídeos y noticias de nuestra sección de Deportes de Acción en el Facebook y el Twitter de As Acción.

0 Comentarios

Normas Mostrar