NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

VUELTA A ESPAÑA

La ascensión al Pico Jano, una criba inicial de La Vuelta en Cantabria

La subida al Pico Jano cántabro se estrena en La Vuelta y como primer gran test montañoso de esta edición, en la sexta etapa. “Será el puerto de La Vuelta 2022″, dice Ángel Madrazo.

CantabriaActualizado a

Sexta etapa, primera llegada en alto... turno para el primer test de nivel para los corredores que aspiren a jugarse la victoria final de La Vuelta, que arranca el 19 de agosto en Países Bajos y concluye el 11 de septiembre en Madrid. Será en el Pico Jano, la cima cántabra que es uno de los cinco finales en alto inéditos de la edición de este año de la ronda española. Tras tres etapas en tierras neerlandesas y otras dos con recorridos sinuosos en el País Vasco, llega la primera prueba de fuego que aspira a hacer una criba inicial en la general. Será el 25 de agosto y con inicio en Bilbao, con escasos meses después, el 1 de julio de 2023, acogerá la apertura del Tour de Francia.

El puerto, con una longitud de 12,6 kilómetros y una pendiente media del 6,5% y una máxima del 12%. Uno de los descubrimientos más esperados para esta edición. Ángel Madrazo, una de las estrellas del Burgos-BH y de los grandes exponentes del ciclismo cántabro, reconoció la subida con AS. “Será el puerto de La Vuelta 2022. Es una subida de las de verdad. Una bonita etapa, estoy seguro”, analiza Madrazo, de 34 años.

Perfil de la sexta etapa de La Vuelta 2022
Ampliar
Perfil de la sexta etapa de La Vuelta 2022

El viento aspira a ser clave en la ascensión: “Tendrá un papel relevante. Depende de cómo pegue el aire los líderes atacarán antes o después. Es un puerto abierto que me recuerda al Picón Blanco, en Burgos, pero más largo”, destaca el simpático corredor, que no pierde la sonrisa y se muestra “motivado” por correr en su tierra. No será la única ascensión del día, ya que previamente estará el puerto de Alisas (2ª) y Collada de Brenes (2ª).

“Será una etapa rompepiernas desde el inicio. Empezando por el Alisas y luego, cuando la cosa ya se pondrá tensa, en Brenes. En ese momento hay ya hay que estar muy adelante, y no solo en el ascenso, también en la bajada, porque la carretera será muy estrecha hasta el inicio del Pico Jano”, recalca Madrazo, que se conoce la zona a la perfección. “Empieza con una pendiente del 4% y desde el inicio seguro que se irá rápido. El que arranque en cola tendrá difícil remontar. Seguramente otras subidas en Cantabria son mucho más conocidas, como Los Machucos, pero tras La Vuelta esta será una ascensión muy visitada”, destaca. Hay una parte muy marcada por su dureza, que será justo después de llegar al embalse de Alsa, un terreno reasfaltado para la carrera (en la elaboración del reportaje todavía estaba en obras).

Ángel Madrazo, ascendiendo el tramo final del Pico Jano dejando a un lado el embalse de Alsa (Nacho Cubero, AS)
Ampliar
Ángel Madrazo, ascendiendo el tramo final del Pico Jano dejando a un lado el embalse de Alsa (Nacho Cubero, AS)

“Una vez pasado el embalse será cuando un ataque puede ser definitivo. Eso sí, recalco lo de viento, al ser una zona tan expuesta. Será un factor clave. Hasta la última parte del puerto se podrá subir en plato, porque no es de pendientes muy fuertes. Sinceramente, creo que aquí puede haber más diferencias que en una subida como Los Machucos. En el Pico Jano puedes subir a gran nivel, a unos 25 km/h, y si vas mal irás a 16 o 17 km/h. En Los Machucos puedes ir como mucho a 17-18 km/h, y los que peor a 12 km/h”, resalta Madrazo en comparación con otra de las subidas cántabras: “Tenemos una gran variedad”. Desde Bárcena de Pie de Concha hasta el citado Embalse, el terreno es conocido para los cicloturistas, pero la nueva parte, con los rampones finales incluidos, en un paisaje verde y vistoso, apunta a contar con numerosos aficionados en la cita de finales de mes.

“¡Esto no es Canadá es Cantabria”, dice Madrazo entre risas mientras contempla el embalse de Alsa desde la cima del Pico Jano. “Es obvio que siempre tiro a la tierruca, pero tenemos un paisaje... que se me cae la baba de verlo. Es precioso, pero también es cierto que para ello nos mojamos bastante durante el año”, dice con su habitual tono humorístico. Como no es para menos, sueña con lograr algo grande en la etapa de casa, en la que contará con el apoyo de su grupeta de amigos, los Gorriones. “Ojalá poder estar en fuga ese día, y que podamos llegar, y que sea con tiempo para poder vestirme de líder... total, puestos a soñar”, reconoce.

Madrazo, en un tramo expuesto de la ascensión, donde el aire puede ser protagonista (Nacho Cubero, AS)
Ampliar
Madrazo, en un tramo expuesto de la ascensión, donde el aire puede ser protagonista (Nacho Cubero, AS)

Lo que está claro es que los corredores que tengan entre sus objetivos estar en el podio de Madrid el 11 de septiembre tendrán que estar bien posicionados este día en el bosque atlántico cántabro. Una primera criba en la general después del periplo neerlandés en una de las siete jornadas montañosas de la edición de 2022. Será la primera de las llegadas en alto inéditas que se ascenderán. Las otras cuatro son Collado Fancuaya (Asturias), Peñas Blancas (Estepona), Tentudía (Badajoz) y Piornal (Cáceres). Expectación alta para el Pico Jano, uno de los nuevos descubrimientos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?