NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TOUR DE FRANCIA | ETAPA 2

Jakobsen da la razón a Lefevere: “Me siento un afortunado”

Jakobsen, vencedor al esprint en la segunda etapa del Tour, valoró el gran esfuerzo que ha tenido que hacer hasta la fecha tras su grave accidenten en 2020.

NyborgActualizado a
Jakobsen da la razón a Lefevere: “Me siento un afortunado”
Jesús Rubio

En la previa del Tour de Francia, uno de los debates más sonados era el velocista que el Quick Step iba a poner en su equipo para el Tour de Francia. Las opciones eran dos: Fabio Jakobsen, que no había debutado en la ronda francesa, o Mark Cavendish, renacido el pasado año y que, con 34 triunfos, está igualado a Eddy Merck como corredor con más victorias de etapa en la carrera más prestigiosa del mundo.

Lefevere, sin contemplaciones (también dejó fuera a Alaphilippe, el ídolo de los franceses), eligió a Jakobsen. Motivos deportivos no le faltaban, y en la primera ocasión, el neerlandés da la razón a su jefe con el brillante éxito en Nyborg. “Es increíble. Fue un largo proceso de ir poco a poco hasta conseguir esto”, decía en meta, haciendo referencia al terrible accidente que sufrió en agosto de 2020. En aquel entonces, sufrió una grave colisión en el Tour de Polonia en una lucha en el esprint con su compatriota Groenewegen.

Muchos meses de baja, de inquietud, sin saber si podría volver a su máximo nivel, y lo consiguió con creces. Ya conquistó tres etapas en la pasada Vuelta, sumando galones y siendo el velocista referencia del pelotón en la actualidad. “Me siento afortunado de poder seguir disfrutando de competir… y de ganar una etapa en el Tour de Francia”, recalcó. Y hoy luchará por otra.

Van Aert, cerca del premio doble

Wout van Aert, a sus 27 años, cuenta con un palmarés envidiable, el de uno de los mejores del mundo en la actualidad. Gran dominador del ciclocross en tiempos no muy lejanos, el del Jumbo terminó ayer en segunda posición, una posición que se da con frecuencia en su carrera. De hecho, en este Tour de Francia, solo ha acabado en ese lugar: tanto en la contrarreloj como en el esprint. Eso también habla de la diversidad y de las cualidades de un talento que ayer se vistió de amarillo en tierras danesas por vez primera en su carrera.

Eso sí, la primera sensación que tuvo fue la de lamento después de que Jakobsen le dejase sin triunfo de etapa. “Cuando crucé la línea de meta, me sentía decepcionado de haber perdido el esprint. Me llevó un rato darme cuenta de que mi segunda posición significaba que me ponía líder del Tour”, explica. Gracias a las bonificaciones, arrebató la preciada prenda a su compatriota Lampaert, del Quick Step, que supo que esto podía ocurrir cuando lanzaba a su compañero Jakobsen en la volata.

Van Aert, con el maillot amarillo (Jesús Rubio/AS)
Ampliar
Van Aert, con el maillot amarillo (Jesús Rubio/AS)

“Es lo que hay”, expresaba Lampaert en meta, con sensaciones encontrabas. Su equipo lleva pleno de triunfos en este Tour, pero no pudo mantener el amarillo pese a llegar en el mismo tiempo que los mejores. Sacrificio por el equipo. “¿Cómo quedó Wout?”, preguntaba Lampaert a Roglic en la abarrotada meta. “Segundo”, le dijo el del Jumbo. En ese momento supo, de manera certera, que Van Aert era el nuevo líder. “Voy a tratar de mantener este maillot amarillo el tiempo máximo que sea posible. Lo he perseguido durante mucho tiempo, porque es una de las prendas más icónicas del ciclismo. No me puedo quejar”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?