CICLISMO | TOUR DE FRANCIA

"Cuando los franceses vean el entusiasmo vasco dejarán de criticar que el Tour salga de Euskadi"

El director de la ronda gala, Prudhomme, de visita en Bizkaia, considera que la afición del País Vasco es la mejor del mundo junto con la belga y la inglesa.

0
"Cuando los franceses vean el entusiasmo vasco dejarán de criticar que el Tour salga de Euskadi"

Christian Prudhomme oficializó en marzo algo que ya se había esbozado dos años atrás: que Bilbao será el punto de partida del Tour en 2023. Justo el día en el que se cumplirán 120 años de historia de la ronda por etapas más importante del mundo, el 1 de julio de ese año, se dará una vuelta por la ciudad del Guggenheim.

El director del Tour, ha estado hoy en Bizkaia, en el acto oficial de inicio de las obras de construcción de la bicipista que conectará Amorebieta-Etxano, Iurreta y Durango, de 7,5 kilómetros. . Ha acompañado al diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, y el alcalde de Amorebieta, Andoni Agirrebeitia. Aquel ha remarcado el orgullo por traer la carrera a Euskadi. No hay muchas ciudades que puedan presumir de haber albergado la Grand Depart, el pistoletazo de salida. Lo luce con orgullo San Sebastián, en 1992. Los responsables del Tour estuvieron en Bilbao en 2011 cuando la Vuelta regresó al Euskadi después de una ausencia de 33 años. y quedaron gratamente sorprendidos. La marea naranja que inundaba los Pirineos antaño también les acabó de convencer. Hasta el momento, nueve ciudades españolas han acogido salidas.

La inversión del País Vasco en Le Grand Depart rondará los 10 millones de euros. Los organizadores de la salida en Bilbao calculan que tendrá impacto en 190 países que lo verán por televisión, con una audiencia potencial de 3.500 millones de espectadores. Prudhomme ha pedido hoy paciencia ante las preguntas de los informadores en una visita a Euskadi. "No puedo dar muchos detalles, aunque como antiguo periodista que fue, también habría preguntado por ello", se reía el responsable del Tour. "Queremos hacer un Grand Depart que sea deportivamente muy importante, con todos los escaladores, con los grandes campeones codo con codo y que se vea la belleza del País Vasco, que la gente cuando vea las imágenes lo puedan identificar en todo el mundo".

El director de la Grande Boucle lamenta que cuando a veces el arranque de la carrera se hace fuera, les critican en país porque creen que la se tiene que hacer en Francia. "Cuando los franceses vean esas imágenes, cómo desde el principio los escaladores tengan su momento de gloria con las subidas que hay aquí, esa lucha, que se vean los paisajes y la pasión por la bicicleta que es igual que la de los franceses, el entusiasmo con el que se apoya... lo van a entender, lo dejarán de criticar y redescubrirán el Tour. Aunque se critique, se hará fuera", fue rotundo. Prudhomme sentencia que las mejores aficiones del mundo son la belga, la de Yorkshire (Inglaterra) y la de Euskadi. Gran Bretaña va a pelear por ser salida del Tour en 2026.

Por otro lado, Prudhomme expresó el "honor" de estar en una localidad como Amorebieta de la que tuvo conocimiento por primera vez en 1995 cuando Laurent Jalabert ganó la Klasika Primavera organizada en la localidad vizcaína y avanzó su intención de "regresar muchas veces" al País Vasco antes de julio de 2023. "Aquí tenemos las carreteras necesarias, con buenas pendientes, y paisajes que mezclan montaña, costa y mar. Cuando la gente tiene pasión por el Tour se nota y para nosotros eso es lo más importante porque sabemos que aquí tenéis esa pasión", ensalzó.

Añadió que, como "la carrera más grande del mundo", el Tour, además de "resaltar los valores de una región", pretende "dar valor al uso de la bicicleta en el día a día" vinculando la presencia de corredores profesionales con el "uso cotidiano, sobre todo entre los niños y niñas". "Es la primera que vez vengo a apoyar el lanzamiento de una vía de este tipo fuera de Francia. Es importante que las personas utilicen la bicicleta no solo por su salud sino por la de todo el planeta", añadió. La vía que se ha comenzado a construir, que incluirá en su señalización los logos de la Diputación Foral de Bizkaia y el Tour, cuenta con un presupuesto de 12,7 millones de euros, un plazo de ejecución de 15 meses y tendrá 3,8 metros de anchura para bicicletas y 1,85 para peatones.

Bilbao, salida y llegada en la Vuelta 22 como previa al inicio del Tour 23

Bilbao será escenario de la llegada de una etapa y la salida de otra en la Vuelta a España de 2022, que servirán de "evento previo" a la salida desde la capital vizcaína de la edición de 2023 del Tour de Francia, según informó el Ayuntamiento de ciudad.

A Bilbao llegará la quinta etapa de la gran ronda española por etapas, con final en la céntrica Gran Vía, que ya ha acogido otros finales de etapa de La Vuelta, y desde la capital vizcaína partirá la sexta jornada de la carrera hacia Cantabria. Esas etapas se disputarán los días 24 y 25 de agosto.

Para ello han llegado a un acuerdo el alcalde, Juan Mari Aburto, y el director de La Vuelta, Javier Guillén. Aburto ha destacado "la apuesta por el ciclismo de Bilbao", donde "son miles los aficionados identificados con este deporte".

"Nos sentimos identificados con este deporte, lo practicamos y contamos con una gran cantidad de seguidores que lo han demostrado año tras año en cualquiera de las rondas ciclistas que han pasado por nuestro territorio o acompañando a nuestros equipos y corredores", ha señalado el alcalde.

Aburto reparó también en que el paso por Bilbao de las etapas de la Vuelta 2022 coincidirá con las fechas de Aste Nagusia, las fiestas de la ciudad, por lo que completarán la "apuesta clara de Bilbao por los eventos que nos hagan más atractivos, muevan nuestra economía y devuelvan
la ilusión a nuestra sociedad".

Esta visita a Bilbao de La Vuelta, que regresó a la capital vizcaína en 2011 y volvió en 2016 y 2019, supondrá también "la prueba previa decisiva y orientativa de la gran organización que va a suponer la Gran Salida del Tour de Francia desde Bilbao en 2023", según destacó el Ayuntamiento.