TOUR DE FRANCIA

Actor secundario

Chris Froome, cuádruple vencedor del Tour de Francia, será gregario de Michael Woods en el Israel. El británico aún confía en volver a su antiguo nivel.

Francia
Actor secundario
Tim de Waele Getty Images

Sylvan Adams, copropietario del Israel, tiene una vida de película. Hijo de un superviviente del Holocausto que hizo fortuna en Canadá, Marcel Abramovich (posteriormente Adams), Sylvan heredó el negocio inmobiliario de su padre, Iberville, que posteriormente legó a su vástago, Josh. En 2015 completó el aliá, el proceso de inmigración judía a Israel, para establecerse en Tel Aviv y llevar la salida del Giro de Italia de 2018 a su país. Filántropo, billonario y apasionado del ciclismo (incluso se proclamó campeón mundial máster), su apuesta por Chris Froome no le ha salido como esperaba. Así lo reconoce a AS: "Por ahora no se encuentra a su mejor nivel, lo que significa que no liderará al equipo en este Tour, sino Mike Woods. Sin embargo, confío en su capacidad de trabajo y en su profesionalidad para que termine de recuperarse de unas lesiones tan graves como las que sufrió en el Dauphiné de 2019 (fractura expuesta de fémur, de codo, de arcos costales y esternal, y una descompensación en la cadera como secuela)".

El británico se marchó del Ineos después de 11 temporadas, en las que conquistó dos Vueltas (una la logró por la sanción de Juanjo Cobo y en la otra se libró de un positivo por salbutamol), cuatro Tours y un Giro. La ambición del quinto Tour movía su fichaje por el Israel, pero "ahora mismo no está en las condiciones óptimas", como asegura Adams. "Realiza mejoras con cada ciclo de entrenamientos y concentraciones en altura. Quizá le veamos coger la responsabilidad del grupo en la Vuelta, y sobre todo pretendemos que en 2022 regrese al máximo al Tour. Tengo mucha fe en él, y no existe una alternativa: quiero que vista de nuevo de amarillo en París. Aun así, sería de estúpidos negar que el proceso evoluciona más lento de lo que cualquiera pensábamos".

Froome cobra alrededor de cinco millones de euros en el Israel. Después de quedarse fuera de la selección del Ineos para la edición de 2020, en 2021 actuará como "capitán de ruta" para sus siete compañeros. En palabras para AS, valora la oportunidad de ponerse otra vez un dorsal en la Grande Boucle: "Mi sitio se halla en las rondas de tres semanas, en estas carreras me labré un palmarés con la Triple Corona. Si no puedo disputar el título, aportaré mi experiencia a los demás chicos y ayudaré en lo que resulte necesario: desde tirar al frente del pelotón a repartir bidones". Froome asume "las dificultades de la rehabilitación", aunque descarta la idea de que sus mejores pedaladas formen parte del pasado: "Creo que me he cuidado muchísimo y que, a pesar de mis 36 años, todavía me faltan cosas por decir en la élite". ¿Y qué escenario considera realista para los próximos 21 días de competición? "Sueño con ganar una etapa de montaña y con contribuir a que Woods acabe lo más arriba en la general". Seguramente no recupere su antiguo nivel, pero siempre ha sido un corredor entregado a su profesión.