CICLISMO

Dumoulin: "Una contrarreloj es poner el dedo en una puerta y cerrarla durante 45 minutos"

El neerlandés regresó a la competición, después de alejarse de la bicicleta, en el Tour de Suiza. Valoró positivamente sus sensaciones.

Dumoulin: "Una contrarreloj es poner el dedo en una puerta y cerrarla durante 45 minutos"
Jumbo-Visma

Tom Dumoulin colgó la bicicleta por tiempo indefinido en esta temporada. Tras varios meses sin conocer su estado de ánimo, el neerlandés finalmente regresó a la competición en la pasada Vuelta a Suiza, con unas actuaciones respetables. Sobre todo, en lo que respecta a su gran disciplina, la contrarreloj, donde el corredor del Jumbo-Visma (antiguo campeón del mundo de la modalidad) firmó un 16º y un 5º puesto en las dos cronos de la ronda helvética.

"Estoy feliz de haber dado un paso más. Fue una buena contrarreloj, pero en el pasado ya corrí mucho más rápido. Tanto en la primera contrarreloj aquí como en la última, noté que tenía malos momentos y me retiré un poco. Eso tiene que salir. Solo tengo que poder recorrer 40 kilómetros completos", comentó Dumoulin en una entrevista para The Telegraaf. Además, el periodista y analista de ciclismo Raymond Kerckhoffs, ha dado a conocer una frase explicativa de Dumoulin de lo que supone el esfuerzo en una contrarreloj: "Es como poner el dedo en una puerta durante 45 minutos y cerrar la puerta de golpe todo el tiempo". Sin duda, agónico sufrimiento.

Quizás algo más de tiempo sea el que tenga que soportar el neerlandés en la crono de los Juegos Olímpicos de Tokio, que será su gran objetivo en lo que resta de temporada. "Tom solo tiene que volverse aún más fuerte, ya que será capaz de generar más potencia en esa hora de lo que puede ahora. Ese es el tiempo que todavía necesitamos. La medalla es una meta realista. Simplemente no puedes descartar a Tom", explicó Mathieu Heijboer, su entrenador personal en el Jumbo-Visma. Sería un regreso por todo lo alto.