CICLISMO | VUELTA A SUIZA

Carapaz responde en Suiza: victoria de etapa y liderato

El ecuatoriano firmó su primer triunfo de la temporada en la quinta etapa de Suiza. Batió a Fuglsang en el esprint final y se aupó al liderato.

Carapaz responde en Suiza: victoria de etapa y liderato
Ineos Grenadiers

Los grandes aspirantes a conquistar el Tour de Francia empiezan a afilar el cuchillo. Sólo un par de horas después de que Tadej Pogacar consiguiese ganar etapa y liderar la general del Tour de Eslovenia, Richard Carapaz hizo lo propio en la Vuelta a Suiza, con un doblete sensacional que supuso su primer triunfo de la temporada. El ecuatoriano brilló donde mejor sabe, en la alta montaña, y respondió a su condición de máximo favorito ante otros nombres de la talla de Jakob Fulsang (segundo) o Michael Woods (tercero).

La primera sorpresa del día la protagonizaba Mathieu Van der Poel, que portando el maillot amarillo de líder decidió filtrarse en la fuga, consolidada a más de 100 km de meta. Su unión con Pernsteiner, Imhof y Samitier prosperó durante gran parte de la etapa, con rentas máximas de casi cuatro minutos, pero en el momento de la verdad no perdonó el pelotón. A 30 km de la llegada, justo antes de que comenzasen los dos puertos que decidirían el triunfo, Van der Poel acabó su exhibición junto al resto de sus compañeros de aventura.

En el penúltimo puerto se desataron las hostilidades. Tras un tímido intento de Tolhoek, que brilló recientemente en la Vuelta a Andalucía, fue Esteban Chaves el primero de los favoritos en encender la mecha. Fuglsang saltó del grupo principal unos minutos después, pero el colombiano logró coronar en solitario. Sin embargo, se unieron en el descenso cuando Chaves salvó una caída de forma milagrosa al irse recto en una curva. Clavó frenos y, por suerte, encontró una escapatoria de asfalto en la entrada de un domicilio.

Completado el descenso, Fuglsang cazó al colombiano, pero poco duró su unión cuando el danés cambió el ritmo en el inicio de la ascensión final a Leukerbad. Sin duda, el líder del Astana mostró una gran versión, pero por detrás aún quedaba el arreón más importante, y ese no era otro que el de Carapaz. El ecuatoriano arrancó con muchísima fuerza para reducir el medio minuto de renta de Fuglsang en poco más de un kilómetro, ante unos Alaphilippe, Schachmann o Urán que fueron incapaces de responder. La victoria se jugó en un mano a mano entre Fuglsang y Carapaz, que cayó de lado del corredor de Ineos en los últimos metros. A 39 segundos llegó el grupo principal, encabezado por Woods. "Pensábamos en la general, pero también en ganar etapa. Hemos hecho las dos cosas, así que estoy muy contento. Hemos venido para preparar el Tour, no cambia mucho si ganamos la carrera o no. El objetivo principal es el Tour, pero si podemos ganar en Suiza tampoco está mal", reconoció el de Carchi al término de la etapa. Por ahora, va bien encaminado...