GIRO DE ITALIA | ETAPA 9

"No levanté los brazos porque no sabía que había ganado"

Egan Bernal logró su primer triunfo en una grande en Italia, el país en el que arrancó su carrera profesional: "Este país me ayudó mucho".

Italia
"No levanté los brazos porque no sabía que había ganado"
Jesús Rubio

Egan Bernal logró su primera victoria en una gran vuelta en el país que le vio nacer como corredor profesional, ya que fichó en 2016 por el Androni de Gianni Savio: “Para mí supone un orgullo haber inaugurado mi palmarés en las grandes en el Giro. He crecido ciclística y personalmente en Italia. Me vine con 19 años al Piamonte, vestir de rosa es algo muy hermoso y un pequeño homenaje a todas las personas que me ayudaron desde que aterricé en Italia”.

El colombiano, el quinto de su país en enfundarse la maglia de líder (tras Urán, Nairo, Chaves y Gaviria), no celebró el triunfo porque creía que alguien procedente de la fuga le había precedido en Campo Felice: “No sabía que había ganado, por eso no levanté los brazos. Sin embargo, vencer en el Giro supone la culminación a todo el esfuerzo y todos los sacrificios. Pasé momentos muy complicados después de mi título en el Tour y de no rendir como se esperaba de mí en 2020, con el añadido de los problemas de espalda”.

Bernal explicó que realiza muchas horas de fisioterapia para prevenir las molestias: “Hago mucho fisio para continuar en óptimas condiciones a lo largo de todo el Giro. A veces noto algo por las mañanas, y en cuanto entro en calor deja de ocurrir”. Con 15” sobre Evenepoel y 21 respecto a Vlasov, aseguró que deseaba arañar cada segundo: “Cuando miré el libro de ruta me dije: ‘Ok, 1,6 km de sterrato. Cinco minutos de sufrimiento y basta’. Sabía que debía darlo todo para infligir todo el daño posible”. Con la receta del “trabajo diario” pretende “llegar de rosa a Milán”: “Quiero brindar una alegría a Colombia”.