CICLISMO

Los pasos de gigante de Ayuso

Juan Ayuso es a sus 18 años la gran promesa del ciclismo español. "Soy una persona tranquila, y lo de la presión, expectativas... no me afecta", se sincera con AS.

Los pasos de gigante de Ayuso

Juan Ayuso es consciente de las enormes expectativas que ha levantado en el ciclismo español, pero se lo toma con calma. A sus 18 años, y atado por el UAE Emirates de Joxean Fernández Matxin para dar el salto al World Tour este verano, este ciclista nacido en 2002 en Barcelona y criado en Jávea de momento se foguea en las filas del Colpack, equipo con el que ya ha debutado en pruebas profesionales y ha sumado cinco triunfos en categoría Sub-23. Toda su carrera ha sido un ascenso rapidísimo, pero se encuentra ante el escalón más importante, el de pasar de promesa a realidad. "Tener esta transición en Italia fue una gran decisión. Aprendo mucho cada día. Siento que me estoy haciendo más ciclista", reflexiona en conversación con AS.

Un portento físico de 1,83 y 65 kilos, pero del que todos los que observan su progresión de cerca destacan una cosa: su madurez. Algo que le vendrá bien, porque ya nota los efectos de ser considerado la gran promesa del ciclismo español. "Leo algunas cosas que se escriben sobre mí. Muchas son buenas, pero también he leído alguna crítica, ¿eh? (dice entre risas). Pero es que yo soy muy tranquilo. Eso de la presión, de los elogios, las críticas… no me afectan. Ya sé que no soy ni tan bueno como dicen que soy cuando gano, ni tan malo cuando lo hago peor", comenta.

Todo forma parte de un proceso que tutela como mimo el equipo UAE. "Tengo mucho contacto con ellos. Mi entrenador (el español Iñigo San Millán, el mismo que el de Pogacar) es miembro de la formación y está al tanto de cada entrenamiento y hablo con él casi a diario…", revela. A la vez que prepara su llegada a la máxima categoría. "Parece que voy a tener muchas oportunidades de competir desde el principio. ¿Vértigo? Todo lo contrario. Correré con algunos de los mejores ciclistas del mundo, es ilusionante", asegura Ayuso, que no duda en nombrar al propio Pogacar como un referente en el que fijarse.

"Ni soy tan bueno cuando gano, ni tan malo cuando lo hago peor"

Juan Ayuso

El esloveno es también un gran ejemplo de talento precoz y de ciclista del siglo XXI. "Las nuevas generaciones hemos crecido de la mano de las últimas tecnologías. Desde muy joven entreno con todo tipo de datos sobre vatios, nutrición, rendimiento... Pero una cosa es la preparación y otra la forma de correr. Me gusta atacar por sensaciones y ser valiente. Y si me voy en solitario y me quedan 15 km, claro que voy a calcular cuánto puedo mover para intentar llegar a meta. Sé que hubo debate con el potenciómetro hace unos años, pero ahora vemos cómo son los más jóvenes los que atacan desde lejos, dan espectáculo… Lo importante es la mentalidad del ciclista, no la tecnología".

Un corredor con cualidades todoterreno, pero aún por hacer: "Aún tengo que buscar mi sitio. Sólo sé que soy escalador o, bueno, que voy bien para arriba (se ríe). Pero no sé si puedo destacar como un llegador en rampas más cortas y explosivas o en puertos largos … ya se verá", analiza este joven que creció con Contador como referencia y el Tour de Francia como gran sueño. De momento, en su mente sólo está en el próximo Giro Sub-23 (3 al 12 de junio): "Iré a por la general, debe ser mi objetivo". ¿Será tan ambicioso cuando desembarque en el Wolrd Tour? "Sinceramente, no pienso más allá, ya veremos…", dice con mucha tranquilidad. Porque sólo tiene 18 años, pero las ideas muy claras: "Paso a paso".