CICLISMO | TOUR DE LOS ALPES

Froome: "Llevaba desde 2018 sin estar en una escapada..."

El británico quiso ser protagonista en la cuarta etapa del Tour de los Alpes. El tetracampeón del Tour asegura que su recuperación avanza "lentamente".

Froome: "Llevaba desde 2018 sin estar en una escapada..."
Dario Belingheri / Israel Cycling

La escapada del día en la cuarta etapa del Tour de los Alpes de este jueves tuvo mucha calidad, pero uno de sus nueve integrantes brillaba mucho más que el resto. Chris Froome, ganador de siete grandes, rodaba entre los fugados. Con el maillot del Israel, equipo al que llegó en este 2021 tras toda su carrera en Sky/Ineos, el británico pasaba a los relevos como un aventurero más. "Disfruté mucho y fue un buen test para las piernas", aseguró en meta el británico de 35 años, que lucha por intentar recuperar su nivel (o lograr uno bueno) después de que su carrera estuviera a punto de acabar por el duro accidente que sufrió en el Dauphiné 2019.

Froome se sinceró: "Creo que no estaba en una escapada desde el Giro 2018". La carrera italiana que conquistó hace tres años fue la última grande que ganó en la carretera. Desde su caída, el objetivo del tetracampeón del Tour es volver a ser un ciclista importante. "Siento que mi recuperación va lentamente, pero estoy contento de cómo están respondiendo mis piernas", asegura.

El británico lamentó que la escapada "nunca llegó a tener demasiada ventaja", por lo que no pudo soñar con una victoria. La general de aquel Giro 2018 fue el último triunfo que figura en su palmarés. Tras el largo parón para recuperarse, Froome disputó 44 días de competición en 2020 y lleva 18 en este 2021 sin resultados reseñables. De hecho, no ha acabado ninguno de ellos en un puesto mejor que el 30ª. Sus apariciones en las carreras tienen más que ver con lo sorprendente que es verle llevar a cabo labores de gregario con su enorme palmarés.

De momento, el Israel ha apostado por él, aunque cada día parece más complicado ver a Froome en la pelea por alguna carrera importante. Quizá la escapada del Tour de los Alpes pueda marcar una nueva visión de su papel dentro del equipo y se fije retos más asequibles, pero que le hagan ser más protagonista. No obstante, se trata del mejor ciclista del siglo XXI.