CICLISMO | AMSTEL GOLD RACE

La semana de Valverde

El murciano aspira hoy a la Amstel en su coto de caza preferido: el tríptico de las Ardenas. Además, el próximo domingo cumple 41 años.

La semana de Valverde

Alejandro Valverde afronta desde hoy en la Amstel Gold Race su semana de cacería preferida, la más prolífica de su trayectoria deportiva en cuanto a resultados: el tríptico de las Ardenas, un bloque en el que suma nueve títulos, cinco Flechas y cuatro Liejas. El récord absoluto lo ostenta, cómo no, Eddy Merckx, que ganó dos Amstels, tres Flechas y cinco Liejas. El murciano nunca ha brindado por la victoria en la clásica cervecera, en la que ha acabado segundo (2013 y 2015) y tercero (2008). Ocurra lo que ocurra estos siete días, Flecha Valona y Lieja-Bastoña-Lieja mediante, el próximo domingo 25 de abril soplará… 41 velas. Casi nada permanecer en activo y competitivo a su edad.

“Por unas causas u otras, nunca he vencido en la Amstel. Me haría muchísima ilusión lograrla y tener las tres carreras en mi palmarés, pero siempre me lo ponen difícil o me marcan de cerca. A ver si en esta ocasión hay más suerte”, expresa Valverde, al que no le presiona la plusmarca del Caníbal: “No me obsesiona igualarle, aunque siempre supone un honor que te comparen o que te asocien a registros históricos”. En 2021 llega en un buen momento de forma y motivado por su rendimiento más reciente: conquistó el Gran Premio Miguel Indurain, terminó cuarto en la Volta a Catalunya y el séptimo en la Vuelta al País Vasco. De hecho, los que mejor le conocen no se atreven a confirmar que vaya a retirarse esta temporada, como había comentado. Quizá sorprenda con otra campaña extra en 2022. Verse de nuevo en la disputa de triunfos le anima, igual que le pesaba un 2020 sin éxitos y marcado por el virus.

Sin embargo, la nómina de aspirantes a esta Amstel impone, a pesar de la ausencia del local Mathieu van der Poel, el último ganador (la edición de 2020 se canceló por la pandemia). El maillot arcoíris, Julian Alaphilippe, Wout van Aert, Primoz Roglic, Michael Valgren, Michael Matthews, Max Schachmann, David Gaudu, Greg van Avermaet, Jakob Fuglsang o un potente Ineos con hasta cuatro candidatos, Van Baarle, Pidcock, Carapaz y Kwiatkowski, se presentan con toda la ambición. Y ojo al crecimiento del guipuzcoano Alex Aranburu. Tres colinas o bergs entre Valkenburg y Maastricht decidirán la prueba: el Geulhemmerberg, el Bemelerberg y el tradicional Cauberg. La COVID-19 obligó a diseñar un circuito y a una celebración a puerta cerrada. Nuevos tiempos, pero Valverde sigue ahí.