CICLISMO

Pedersen deja a Van der Poel sin premio tras 80 km de fuga

El danés del Trek ganó la Kuurne-Bruselas-Kuurne en el esprint del grupo de los elegidos, que cazó a Van der Poel y al resto de aventureros a 2 km de meta.

Pedersen deja a Van der Poel sin premio tras 80 km de fuga
ERIC LALMAND AFP

Mads Pedersen (Trek) fue el vencedor de la Kuurne-Bruselas-Kuurne, clásica flamenca que se decidió este domingo en un esprint entre un reducido grupo de favoritos. El danés, que contó con el lanzamiento de su compañero Stuyven, se impuso con enorme autoridad a Turgis y al joven Pidcock, que le acompañaron en el podio. El desenlace hizo bueno la creencia de que esta cita es la clásica norteña más propicia para decidirse al esprint, pero no fue porque Mathieu van der Poel no intentara una proeza épica que se diluyó a 1,7 km de meta...

El neerlandés, que llegaba después de abandonar cuando era líder el UAE Tour por un positivo en su equipo, se propuso ser el protagonista absoluto y a punto estuvo de conseguirlo. Cuando la carrera avanzaba con una escapada que parecía sin opciones y todos los favoritos en el gran grupo, el fenómeno del Alpecin arrancó en el Kruisberg... ¡a 82 km de meta! Sólo el ecuatoriano Narváez se propuso acompañarlo en la aventura que a punto estuvo de llegar a buen puerto.

Unos 20 km después, la pareja llegó a la altura de la escapada, de la que Bodnar, Gamper, Zakharov y Hvideberg (integrante del sorprendente equipo Uno-X noruego) aguantaron el ritmo para seguir en cabeza, algo que no era fácil ya que Van der Poel parecía estar poniéndose a prueba y no compitiendo. Van der Poel era el único que tiraba, ni recibía apenas relevos ni mucho menos los pedía, y así fue abriendo hueco hasta el punto de hacer que la escapada tuviera opciones de éxito. 

Sin embargo, en el tramo final y a pesar de que el resto de fugados empezó a colaborar con el neerñandés, una carretera más recta en la que se hacía más fácil la persecución permitió al grupo de favoritos se fuera acercando. El Deceuninck, mucho menos protagonista que en la Omloop del sábado, sí hizo el movimiento definitivo para acabar con la aventura, ya que una arrancada de Kasper Asgreen sirvió para cazar a los escapados y hacer que la victoria se decidiera al esprint, en el que Pedersen, campeón del mundo 2019, sumó a su palmarés otra clásica de prestigio tras llevarse la Gante Wevelgem en 2020