VUELTA A ESPAÑA

Protesta por una decisión de los jueces UCI que retrasa la salida de la etapa

Se retrasó unos minutos la salida. El Ineos lideró la queja a los jueces por picar el viernes en la meta de Suances 3" entre los dos grupos, lo que decidió el liderato a favor de Roglic.

Protesta por una decisión de los jueces UCI que retrasa la salida de la etapa

La etapa reina de La Vuelta, entre Villaviciosa y La Farrapona, arrancó con un pequeño motín encabezado por el Ineos. El motivo fue quejarse de la decisión de los comisarios de la UCI de picar tres segundos en la meta de Suances, lo que arrebató a Richard Carapaz el liderato de la carrera en favor de Roglic. Una protesta que ni mucho menos fue de todo el pelotón, pero que retrasó la salida unos minutos, aunque no impidió la partida de manera normal.

El lío estuvo en la consideración en un principio de la etapa de Suances como esprint masivo. En ese tipo de jornadas se aplican cortes de tiempo entre el último de un grupo y el primero del siguiente de tres segundos o más. Según ese criterio, no hubiera habido corte y Carapaz mantenía el liderato. Sin embargo, el Presidente de los Comisarios de la UCI, al ver cómo se desarrolló el final, cambió el criterio y aplicó el de final en alto, en el que las diferencias sí se cuentan segundo a segundo, que dio lugar a los tres segundos que permitieron a Roglic ser líder. Para tomar esa decisión, se aplicó un protocolo que permite al jefe de los comisarios "interpretar las situaciones como sea necesario y aplicar cualquier excepción", según dictaron en el escrito.

Lo cierto es que los jueces están cobrando gran protagonismo en la carrera en las últimas jornadas, si en Aguilar de Campoo descalificaron a Bennett por una maniobra irregular, en Suances decidieron picar 3" entre Roglic y el grupo donde marchaba el hasta ayer líder, Richard Carapaz. El ecuatoriano tuvo que soportar una incómoda espera en el podio mientras los jueces determinaban si se hacía el corte que provocaba el cambio de manos de La Roja.

No fue una protesta masiva, ya que muchos equipos no tenían ni idea de que se iba a realizar. Fue llamativo ver a corredores españoles como Luis León Sánchez y Luis Ángel Maté recriminando que el parón afectara a la etapa. Formaciones como el Movistar ni sabían lo que había sucedido y otros, como el Education First, ya habían protestado la noche anterior mandando un escrito, pero en ningún momento formaron parte del parón. Desde el equipo británico se aseguró que eran varios los ciclistas molestos por esa decisión.