CICLISMO

Evenepoel no tenía sustancias dopantes en el maillot tras su caída en el Giro de Lombardía

La Fundación Antidopaje en el Ciclismo cerró este lunes la investigación sobre el polémico objeto que Davide Bramati extrajo del bolsillo de corredor, lo que levantó muchas sospechas.

Remco Evenepoel es atendido tras su grave caída en el Giro de Lombardía 2020.
MARCO BERTORELLO AFP

Remco Evenepoel recibió este lunes una buena noticia mientras sigue avanzando a pasos agigantados en su recuperación tras la dura caída que sufrió en el Giro de Lombardía, a lo que hay que sumar la presión a la que ha estado expuesto en las últimas semanas a raíz de un vídeo en el que su director deportivo Davide Bramati aparece extrayéndole un pequeño objeto del bolsillo del maillot, lo que provocó muchas sospechas sobre qué era ese objeto.

La Fundación Antidopaje en el Ciclismo (CADF) ha publicado este lunes un comunicado en el que afirma que el objeto en cuestión no se trata de ninguna sustancia antidopaje, por lo que ha decidido dar por cerrada la investigación sobre este tema.

De esta forma Evenepoel ve cómo termina un calvario paralelo a la rehabilitación que ha estado realizando tras la fractura de pelvis que se produjo en Lombardía. De hecho, nada más aparecer el vídeo, el propio Evenepoel reconoció que se echó a llorar ante las sospechas de dopaje hacia su persona. "Seré honesto. Esta mañana he estado llorando en la cama del hospital en brazos de mi padre. Me sentía como una mierda. Estaba peleando por mi vida en ese momento. ¡Y mi equipo hizo lo mejor para mí!" lamentó Evenepoel el pasado 29 de agosto.

El ciclista belga, que ya ha salido a rodar por carretera para completar el tramo final de su rehabilitación, aún no ha reaccionado en sus redes a la publicación del comunicado de la CADF, que reproducimos de forma íntegra a continuación por su interés:

"La Fundación Antidopaje en el Ciclismo (CADF) ha completado la investigación iniciada tras la caída de Remco Evenepoel en el Giro de Lombardía el pasado 15 de agosto y la grabación de vídeo en la que se ve al director deportivo del Deceuninck Quick-Step sacando un objeto del bolsillo del corredor antes de ponérselo en su propio bolsillo.

Después de haber escuchado a todas las personas implicadas, entre ellas el corredor y los representantes del equipo, la CADF ha concluido que no se produjo una violación del código antidopaje y considera el caso cerrado, a menos que aparezcan nuevos elementos para su investigación.

La CADF quiere agradecer al señor Evenepoel, al señor Bramati y al equipo Deceuninck Quick-Step su colaboración durante la investigación.

La CADF no hará más comentarios sobre el asunto".

De esta forma se pone fin a este episodio polémico que le podría dar más motivación si cabe a Evenepoel para afrontar su regreso a la competición en 2021 tras una gran temporada 2020 (nueve victorias entre etapas y clasificaciones generales) que sólo pudo frenar aquella caída en el descenso del Muro de Sormano.