CICLISMO | DAUPHINÉ

Formolo sobrevive al dominio implacable del tren del Jumbo

El italiano se impuso escapado en solitario. Roglic bonificó y amplió ventajas en la general. Mikel Landa es el mejor español, quinto clasificado.

Formolo sobrevive al dominio implacable del tren del Jumbo

Del tren del Ineos, al del Jumbo. Cambio de guardia. El equipo neerlandés domina con puño de hierro en la atípica temporada 2020. Los nombres de sus vagones pueden resultar igual de fáciles de memorizar que las alineaciones míticas del fútbol: Van Aert, Tony Martin, Gesink, Kuss, Dumoulin, Kruijswijk y Roglic, sólido líder del Dauphiné. Su ritmo no permitió alegrías en la subida a Saint-Martin-de-Belleville, y en los metros finales Roglic soltó a sus rivales y bonificó con los seis segundos del segundo puesto. Ganó escapado Davide Formolo y Egan Bernal cedió, aunque no se produjeron ataques entre los gallos.

El pelotón voló en la primera hora de carrera (completó 50,3 kilómetros) y, por tanto, se formó una fuga de nivel: Formolo (UAE), Jungels (Deceuninck), Latour (Ag2r), Oss (Bora), Juul Jensen (Mitchelton), Sütterlin y Kragh Andersen (Sunweb), Niv (Israel) y Chevalier (Vital Concept). Formolo coronó la Madeleine con unos seis minutos de renta sobre el grupo (en el que comandaban Jumbo y Arkea), lo que le convertía en el maillot amarillo virtual de la carrera. Al italiano, con su característico pedaleo atrancado, le alcanzaron las fuerzas para llevarse la victoria parcial, que no es poco dada la superioridad del Jumbo.

Pese a sus declaraciones en las redes, en las que afirmaba que se encuentra "muchísimo mejor" que en el Tour de l'Ain, Chris Froome se descolgó a doce kilómetros de coronar Saint-Martin-de-Belleville. Alejandro Valverde, que también anunció "mejores sensaciones" que en la Vuelta a Burgos, se quedó a siete de la meta. Geraint Thomas, a cuatro. A dos semanas de que arranque el Tour de Francia, a los dos jefes del Movistar, Enric Mas y Valverde, y al tridente del Ineos, Bernal, Thomas y Froome, aún les falta rodaje para alcanzar el punto de forma óptimo. En cambio, Mikel Landa parece en el buen camino. Quinto en la general, "no hay que descartar nada en los dos últimos días del Dauphiné", aunque Roglic y el Jumbo están por encima.