VUELTA A POLONIA

Terrorífica caída en Polonia: Jakobsen, en coma inducido

Grave caída del neerlandés Fabio Jakobsen (Deceuninck) al ser cerrado por su compatriota Groenewegen (Jumbo). Estaría en coma inducido, según medios polacos.

El Tour de Polonia, la primera carrera por etapas World Tour tras la pandemia, tuvo un desenlace terrorífico en su primera etapa. La jornada se decidió al esprint entre los velocistas más destacados y acabó con una espectacular caída. Dylan Groenewegen (Jumbo) tomó la delantera mientras que su compatriota del Deceuninck, Fabio Jakobsen, intentó pasarle por la derecha, mientras su rival le cerraba hasta que se quedó sin sitio. Jakobsen chocó contra la valla y se dio un golpe tremendo contra el arco de meta mientras se provocaba una montonera en la propia linea de llegada.

Groenewegen cerró a Jakobsen y chocó con la valla.

Groenewegen, que también acabó por los suelos, fue el primero en cruzar y por tanto ganador, pero la UCI ya anunció que sería descalificado y sancionado por la "gravedad de los hechos" y su acción "inaceptable". El organismo baraja una sanción ejemplar que le podría costar la temporada. De hecho, los jueces decidieron dar a Jakobsen como ganador.

Patrick Lefevere, mánager del Deceuninck, reaccionó en caliente en la redes y fue más allá, catalogando la acción del ciclista del Jumbo de "criminal" y anunciando medidas legales, e incluso habló de "cárcel". La televisión polaca (TVP) informó de que Jakobsen había sido trasladado al hospital, donde se encontraba en coma farmacológico e intubado. Una doctora que participó en las primeras atenciones al corredor aseguró que sufría un "traumatismo craneoencefálico muy grave" y había perdido mucha sangre. "El corazón funcionaba bien, está vivo y esperemos que gane la lucha", añadió.

Un incidente que ocurrió un día con una triste efeméride, el fallecimiento hace un año del ciclista Bjorg Lambrecht en esta misma carrera. Entre el resto de accidentados, se encontraba un juez polaco, también con heridas. Y un español, Eduard Prades (Movistar), del que el equipo informó que se encontraba bien pero debía ser examinado de un fuerte golpe en la espalda. Otros como Marc Sarreau (Groupama) y Damien Touze (Cofidis) se encontraban conscientes e iban a ser trasladados al hospital para ser examinados.