MOUNTAIN BIKE

Betalú: "Recibimos un aviso, algo estamos haciendo mal"

La participación del catalán en la Titan Desert, donde defiende título, se complica tras desplazarse del 2 al 7 de noviembre por el coronavirus.

Betalú: "Recibimos un aviso, algo estamos haciendo mal"
Josep Betalú - Twitter

Josep Betalú (Amposta, 42 años), el rey del desierto, cuatro veces consecutivas ganador de la Titán Desert, se encuentra en Costa Rica, su país de adopción y residencia, donde se entrena al aire libre, en solitario, alejando de las dunas desérticas, mientras manda un mensaje para "aprender a cambiar nuestras prioridades, ya que algo estamos haciendo mal" mientras en España se lucha contra la pandemia del coronavirus.

"En estos momentos que vivimos se valora más la libertad, creo que estamos recibiendo un aviso para que cambiemos nuestras prioridades y vivamos más lo que realmente nos gusta", explica Betalú en una entrevista con EFE desde Costa Rica.

Según Betalú, reciente ganador de la Titan Series en Arabia Saudí, el ciclismo le permitió a él cambiar su forma de pensar hace unos años, cuando se encontró ante el dilema de elegir su prioridad en la vida. "Curiosamente, y gracias al ciclismo, hace ya unos años que cambié mi mentalidad. Al principio de mi carrera prioricé andar en bici y competir incluso perdiendo dinero en mi empresa. Me hacía feliz viajar, conocer países, culturas y todo esto sin ingresar ni un euro".

Betalú aguantó en esa situación unos años "hasta poner un poco en jaque mi empresa, pero me la jugué y al final me salió bien y pude llegar a vivir del deporte". "Incluso ahora priorizo la tranquilidad al estrés por querer abarcar más patrocinadores o competiciones". Habituado a la inmensidad de los desiertos, Betalú se refiere a una situación "única y especial", aunque, al menos, en Costa Rica puede salir a entrenarse al aire libre. "Estamos ante una situación nunca antes vivida, que es complicada. Por suerte estoy aquí, donde no está prohibido salir a entrenar, aunque recomiendan salir en grupos reducidos. En mi caso salgo en solitario. El resto del día paso el tiempo encerrado en casa".

La decimoquinta edición de la Titan Desert que debía celebrarse a finales de abril iba a ser especial para la prueba y el propio Betalú, ya que su equipo iba a contar con la presencia en carrera de Miguel Indurain, una referencia para el ciclista catalán. "Iba a ser una Titan especial, ya que hubiese sido un lujo compartir equipo con Miguel Indurain, todo una referencia para mí". Ahora, la participación de Betalú en la Titan Desert se complica tras desplazarse la prueba del 2 al 7 de noviembre. "Este año se ha complicado mucho con la nueva fecha ya que me coincide con la otra gran cita anual para mí, que es La Ruta de los Conquistadores. Queda mucho aún y tampoco sabemos cómo irá el problema de la COVID-19 y su evolución. Mi participación a la próxima Titan Desert dependerá de cuáles serán los patrocinadores para el 2021".

Betalú espere acontecimientos, pero antes de terminar la conversación con EFE lanza un nuevo mensaje. "Espero que se solucione todo por el bien del mundo y sobre todo tomar conciencia de lo que estamos haciendo mal. Creo que cuando pase todo esto habrá un cambio bastante importante del sistema y espero que sea para bien".