CICLISMO | VUELTA A ANDALUCÍA

Landa se pone en marcha

El alavés abre la temporada en la Vuelta a Andalucía con su nuevo maillot del Bahrain. Soler, Mas, Izagirre y De la Cruz también corren. Fuglsang defiende título.

Landa se pone en marcha
MARIANO POZO DIARIO AS

Mikel Landa abre 2020 en la Vuelta a Andalucía. El alavés estrena maillot, del Bahrain, tras dos temporadas en las filas del Movistar. Salvo en el Euskaltel, con el que debutó en la élite en 2011 y estuvo hasta su desaparición, en 2013, en el resto de estructuras sólo ha permanecido dos campañas: 2014 y 2015, con Astana; 2016 y 2017, en el Sky; y 2018 y 2019, en Movistar. "Me gustaría empezar bien el curso. Si puedo ganar cuanto antes, muchísimo mejor. Bahrain se ha volcado conmigo desde el primer momento, me siento arropado y con confianza", dice él, a quien Pello Bilbao acompañará en Andalucía. La carrera entraba en los planes de García Cortina y Valls, los otros dos españoles de la escuadra pérsica, pero ninguno participará: por enfermedad, el asturiano, y por lesión en el sacro, el alicantino.

El atropello que sufrió Landa el pasado 1 de febrero quedó en un susto (el conductor se fugó y luego dio positivo en drogas), y en esta cita ejercerá como el delegado de la Asociación de Ciclistas: "Aunque me molesta un poco la espalda y la cadera por el golpe, creo que me noto bien, motivado por comenzar, coger el punto de forma y dejar atrás ese mal recuerdo". Después de terminar cuarto en el Giro y sexto en el Tour de 2019, en 2020 centrará de nuevo sus esfuerzos en la ronda francesa. En el Giro de 2015 acabó tercero, su único podio hasta la fecha en una grande.

En Andalucía, Landa se medirá con bastantes corredores nacionales de primer nivel, y también más rodados. Como Enric Mas y Soler, de su último exequipo, Ion Izagirre (Astana) o De la Cruz (UAE). Jakob Fuglsang defenderá el título de 2019 en su primera competición del año, tras figurar su nombre vinculado al doctor Ferrari en una investigación de la Fundación Antidopaje de la UCI. El danés no apareció en la presentación por problemas de enlaces en sus vuelos. El trazado que se encontrarán ofrecerá montaña, una crono y alternativas para un buen espectáculo. A pesar de que la organización no programó una meta en alto para esta edición, se subirán cuatro puertos de primera. Las Palomas se corona este miércoles a seis kilómetros de la llegada. Solera y Mágina, camino de Úbeda, y el Purche, antes de Granada. El domingo, la contrarreloj de 13 km.