CICLISMO | FRAN CONTADOR

"Queremos ser World Tour y no cansarnos de buscar sponsor"

Fran Contador, hermano de Alberto y responsable de las estructuras del Kometa-Xstra, habla con AS sobre las expectativas de su equipo y su trayectoria.

"Queremos ser World Tour y no cansarnos de buscar sponsor"
Alberto Iranzo

¿Cómo se presenta la tercera temporada del equipo a nivel Continental?

Con optimismo, con la experiencia de las dos campañas anteriores y con la seguridad que aporta el trabajo bien hecho, ya que nuestros chicos fichan por escuadras del World Tour. Aunque también con la idea de ascender a Continental Profesional en 2021 y aspirar a las invitaciones de las tres grandes antes de subir a Primera División. Y, por supuesto, con la intención de ganar carreras.

¿El objetivo último es alcanzar el World Tour?

Nuestra razón de ser nos conduce a asentarnos en la máxima categoría. Queremos conservar la esencia de la formación y el cuidado a la base, pero también avanzar. No tiene sentido continuar un año más como Continental y que los ciclistas se encuentren con la necesidad de salir para progresar, como Enric Mas (Movistar), Juan Pedro López (Trek) o Carlos Rodríguez (Ineos). Los proyectos de cantera deben disponer de más apoyo de las instituciones o la UCI, porque el retorno que obtienen los patrocinadores no se corresponde con su inversión.

¿Por qué no han dado ese paso aún?

Por falta de recursos económicos. Cuando Alberto aún seguía en activo se cayó a última hora una propuesta muy atractiva. También en 2018 estaba hecho un sponsor que garantizaba el salto, pero no salió. Trabajamos para conseguir esa financiación, no deseamos que llegue un momento en el que nos cansemos de buscar y sólo nos centremos en la escuela.

¿Afecta la crisis? ¿El dopaje?

El miedo al dopaje pienso que ha desaparecido, el deporte se encuentra más controlado que nunca. Aunque la recesión, y ahora parece que entramos en otra, hizo mucho daño. Creo que se debe más a la oferta y la demanda, a que existen muchas posibilidades para patrocinar e invertir el dinero, a pesar de que no existe otro medio con el alcance del ciclismo.

¿Les ha pasado factura el positivo de Alberto?

En su día perdimos contratos y no prosperaron algunas conversaciones abiertas respecto a diversas operaciones. En la actualidad no nos influye en nada.

Cuando él competía, usted ejercía como su representante. ¿Qué fue lo peor y lo mejor de esa etapa?

Lo peor, el caso del clembuterol. Nos quitó años de vida, y a los que siempre estuvieron junto a nosotros. Lo mejor, cuando Alberto venció en Willunga después de sufrir el ictus. Por eso otra parte importante de la Fundación conciencia sobre esta enfermedad, al margen de iniciativas solidarias y en favor de la inclusión.

Ahora se encarga de todas las estructuras competitivas del Kometa-Xstra. ¿Cómo conservan una relación tan fluida después de tanto tiempo y de tanto negocio en común?

No resulta fácil, y nos lo curramos mucho cuando surgen tensiones. La clave radica en no mezclar lo profesional con lo personal, en respetarnos y en comunicarnos mucho. Los dos escuchamos, nos aconsejamos… y aun así discutimos muchísimo.