CICLISMO

"Con 30 años, es el momento de demostrar mi nivel"

Landa está encantado con su desembarco en Bahrain. Después de dos años compartiendo liderazgo en Movistar, llega al equipo con todos los galones.

"Con 30 años, es el momento de demostrar mi nivel"
Aiol

¿Qué tal lleva la preparación de la campaña?

Bien, entrenando y pensando en que este año puede ser importante para mí. La verdad es que venimos diciéndolo desde hace cuatro años. Hice podio en el Giro y lo veníamos comentando. Ahora, con 30 años, creo que estoy en un buen momento para demostrar mi nivel.

¿Cómo le han recibido en Bahrain-McLaren?

De maravilla. Me hacen sentir muy cómodo y creo que podemos hacer grandes cosas. Hemos formado un gran equipo y, a nivel tecnológico, están a primer nivel. Estoy muy ilusionado y con ganas de empezar ya.

¿Cuándo lo hará?

En Andalucía. Será la primera prueba que corra este año. Luego, tenía dudas entre Tirreno-Adriático o París-Niza pero, al final, nos hemos decidido por la segunda. Nunca he estado en esa carrera y la verdad es que me apetece conocerla.

¿Qué calendario tiene ya asegurado en la primera parte de la temporada?

Después de París-Niza hay prevista una concentración en altura y luego correré la Itzulia. Esa es la primera carrera que trataré de disputar en serio porque es la de casa y pienso que se me suele dar bastante bien. Tendré que llegar en un buen momento de forma a esas fechas de principios de abril.

¿Y después?

Seguro que voy a Ardenas, posiblemente al Dauphiné y luego el Tour de Francia, que es el momento más importante del año para mí.

Todo el equipo se va a volcar sin matices para trabajar para usted. Irán los mejores para ejercer de escuderos de verdad.

Es una gran responsabilidad, pero me motiva y me gusta. Quiero estar adelante, con los mejores pero sabemos que es complicado porque estarán los mejores del mundo.

¿Sabe algo de la segunda parte del año?

Bueno, este es un año muy especial porque se celebran los Juegos Olímpicos y a todos nos apetece ir a Japón. Habrá que hacer una buena primera parte del año para convencer a Pascual Momparler.

El seleccionador estuvo el martes en Bilbao en la presentación de la Fundación Euskadi que usted preside. Fue un gesto importante.

Sí, yo creo que le tratamos bastante bien. A ver si lo tiene en cuenta (ríe). No, en serio, son cosas que hay que demostrar en la carretera durante la temporada, pero claro que me hace ilusión.

Corre en profesionales y preside la Fundación. ¿Es algo que le aporta tranquilidad o tensión?

Me relaja mucho, me gusta trabajar para un proyecto de todo el pueblo. Me viene bien y me sirve para desconectar un poco. Estoy impresionado por la respuesta de la gente, el otro día la sala de actos de San Mamés estaba totalmente llena. He estado en un montón de presentaciones de equipos de primer nivel y creo que pocos pueden compararse, en pasión, a lo que vimos en Bilbao.

Parece un proyecto serio, a largo plazo.

Es que si nos metimos en esto fue para hacer las cosas bien. Tenemos patrocinadores de primer nivel como Orbea, Etxeondo o Laboral Kutxa pero lo importante es que vayan entrando cada vez más colaboradores para ir creciendo.

¿Sueña con alcanzar de nuevo el nivel de aquel Euskaltel Euskadi profesional que ganaba etapas de Giro, Vuelta y Tour?

Soñar sí se sueña pero hay que ir paso a paso. Ahora hemos dado el salto de Continental a Continental Pro y tenemos mucho más calendario, staff y hay que doblar carreras. Arrancamos, por ejemplo, en San Juan pero ya se nos echa encima la Challenge de Mallorca.

¿Qué espera de los chicos?

Que trabajen y que se les vea en las carreras. Los más veteranos como Lobato, Rubén Fernández, Aristi o Iturria tendrán más presencia pero los jóvenes tienen que crecer. Ya los conocemos del año pasado y sé que lo van a dar todo en la carretera.

¿Competir y presidir a la vez es una ventaja o todo lo contrario?

Estar dentro siempre es bueno porque ves las cosas de otra manera. Es más complicado que te engañen.

¿Qué le pide a 2020?

Hacer un buen Tour y que la Fundación corra la Vuelta.

Ese es otro caballo de batalla. ¿Cree que podrá conseguir una invitación?

No lo sé. Está muy complicado pero nuestra obligación es no darles causas para que no nos llamen. Estamos obligados a competir desde la primera carrera para ponérselo difícil.