Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

CICLISMO

Bahamontes, Julio Jiménez y Merckx recuerdan a Poulidor

Los tres míticos corredores quisieron recordar al francés, fallecido a los 83 años, que fue uno de sus grandes rivales durante su trayectoria deportiva.

Raymond Poulidor y Eddy Merckx hablan antes de la contrarreloj de Mónaco en el Tour de Francia 2009.
JESÚS RUBIO DIARIO AS

El belga Eddy Merckx, cinco veces campeón del Tour de Francia, se despidió afectuosamente del legendario ciclista francés Raymond Poulidor, fallecido a los 83 años, de quien dijo "era mucho más que el eterno segundo".

"El público general a menudo resume sus escaladas en el Tour de Francia, el hecho de que nunca vistiera el maillot amarillo, pero Raymond ganó muy buenas carreras, la París-Niza, la Flecha Valona, una Vuelta... ¡Era más que el eterno segundo!", dijo Merckx sobre el ciclista que tiene el récord de podios en el Tour de Francia.

"Un gran hombre, un gran campeón, muy querido por los franceses. Su simplicidad, la calidez de su contacto con el público no eran cualidades fabricadas, simplemente era Raymond, estaba en la vida como en la carrera, leal, limpio, cálido", agregó Merckx.

El legendario ciclista recordó cuando Poulidor le derrotó en la París-Niza después de una caída de Merckx o el Mundial de Montreal de 1974 en el que el belga quedó por delante del francés.

Poulidor fue ingresado el pasado 8 de octubre en Saint-Léonard-de-Noblat, el municipio del centro del país donde residía desde hace décadas, aquejado de una gran fatiga y falleció este miércoles

"Raymond había estado hospitalizado varias semanas. Todos esperábamos que pudiera superar este mal momento y, como de costumbre, se levantara", comentó el "El caníbal" en declaraciones al canal "Vrt Nieuws".

Merckx añadió que veía a menudo a Poulidor, generalmente en el Tour de Francia.

"El ser humano siempre estuvo en el corazón de sus prioridades, de sus valores", recordó.

Julio Jiménez: "Poulidor era muy fuerte, me hizo muchas faenas"

Como un "rival histórico, muy fuerte y que me hizo muchas faenas" recuerda el exciclista español Julio Jiménez (Avila, 85 años) al legendario corredor francés Raymond Poulidor, el "eterno segundón", fallecido este miércoles a la edad de 83 años.

"Tenía amistad con él, fuimos grandes rivales y actualmente nos veíamos en algunas carreras. Él firmaba libros y yo le acompañaba. Me enteré esta mañana de su fallecimiento. Me habían comentado hace poco que estaba bastante delicado", dice a EFE el "Relojero de Avila", leyenda del ciclismo español en los años 60.

Jiménez recuerda sus peleas con "Pou Pou" en el Tour de Francia y Vuelta a España, casi siempre con alguna "faena" del contrincante galo.

"Fue mi rival histórico, un enemigo en la carretera de primer nivel, que me hizo además grandes faenas", comenta Jiménez mientras rememora que Poulidor le estampó contras las vallas subiendo Envalira en el Tour del 64 para hacerse con un premio en metálico, cuando ambos marchaban escapados junto a Bahamontes.

Jiménez añade que se trataba de "un rival muy farragoso algo ansioso por el dinero, que peleaba sin escrúpulos si había alguna cantidad en juego"-

"En Francia le querían mucho y preferían que ganara él, incluso a los franceses perecía que les sentaba mal que ganase Anquetil, pero al menos fue reconocido y su fama le permitió ganar casi tanto dinero como el propio Anquetil"-

Jiménez tiene marcados a fuego otros episodios vividos en la carretera junto a Poulidor, como aquel ascenso del 64 al Mont Ventoux en el que un espectador francés le echó al abulense un cubo de agua helada para beneficiar a su compatriota o "aquella Vuelta a España del mismo año que me quitó cuando casi la tenía ganada".

Bahamontes: "Como persona fue excepcional"

Federico Martín Bahamontes (91 años) también fue otro de los rivales de Poulidor en los años 60. El 'Aguila de Toledo' recordó a Poulidor en el portal 'cyclingnews' como "un tipo muy abierto y muy querido en Francia". "Era 'Poupou', muy fácil de abordar", añadió.

"Al igual que yo, tuvo una carrera muy larga y, como persona, fue excepcional, y también diferente a Anquetil, que era, a veces, bastante extraño", destacó Bahamontes.